La medida se toma en un momento financiero complicado para la compañía.

De acuerdo con sus últimos resultados financieros, LinkedIn tuvo un crecimiento cercano a cero en el último trimestre. Como generalmente ocurre en estos casos, los inversores retiraron su capital de la compañía y las acciones de la empresa cayeron un 43 %.

Intentando evitar que los empleados de la “red social orientada al trabajo” entraran en pánico Jeff Weinner, el CEO de la compañía, anunció que renuncia a su bono de beneficios anual, que este año ascendía a 14 millones de dólares, y prefirió que la suma total se reparta entre los trabajadores de LinkedIn.

La buena acción de Weinner tiene como propósito “subir la moral” de los empleados, quienes se encontraban en la incertidumbre, luego de que los reportes de los principales diarios financieros comenzaron a hablar de que los problemas que enfrenta la empresa podrían ocasionar un despido masivo. A pesar de que la plana mayor de los directivos de LinkedIn han negado los recortes, el ambiente dentro de la compañía era tenso hasta antes de la “donación” de Weinner.

De acuerdo con Re/Code el resto de los ejecutivos sí cobrarán sus bonos. LinkedIn también lanzó su primer comercial para la televisión:

fuente ReCode

temas