El famoso administrador de passwords detectó una brecha de seguridad en su sistema.

LastPass, uno de los gestores de contraseñas más usados en el mundo, anunció en su blog oficial que su base de datos ha sido hackeada. Sin embargo, esto no significa que si eres usuario del servicio, entonces alguien más ya tiene tus contraseñas.

Según la compañía, los datos que han sido comprometidos son del propio LastPass, lo que incluye correos electrónicos, datos personales y recordatorios de contraseñas. Esto significa que los accesos cifrados a las cuentas de terceros (e-mail, redes sociales, servicios de streaming, etc.) no se vieron afectados.

De cualquier forma, si utilizar esta herramienta para guardar tus claves, es recomendable que cambies de inmediato tu contraseña maestra. Y es que como pueden ver, ningún servicio es infalible, por lo que siempre es buena idea activar otros métodos como la verificación en dos pasos.

vía LifeHacker

fuente The LastPass Blog

temas