El índice de secuestros en México va en aumento y dispositivos como éste parecen más necesarios que nunca.

Pulsitec-Conalep-Estudiantes-Pulsera-Seguridad

(El Mañana)

En 2018, México contabilizaba 10,000 secuestros en sesis años, seis raptos por día. La cifra se ha incrementado considerablemente y entidades como Tamaulipas reportan 25 mil personas desaparecidas, según cifras de la Asociación Justicia Tamaulipas. Desafortunadamente, las autoridades sólo reconocen 13 mil casos.

Precisamente, ante estas alarmantes cifras, estudiantes del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) de Tamaulipas han conseguido crear un dispositivo que podría evitar que las personas sean secuestradas.

Se trata de una pulsera denominada Pulsitec y es una creación de Isaura López, Andrea Trejo y Michelle Martínez, egresadas de la carrera de Asistente Directivo. El dispositivo trabaja en conjunto con un smartphone y emite una alerta en caso de peligro.

Por el momento, el dispositivo sólo funciona con sistemas Android y, aunque lo puede utilizar cualquiera, las jóvenes emprendedoras han pensando especialmente en niños, personas que padecen enfermedades como alzheimer o autismo.

De acuerdo con Isaura López, la idea surgió luego de que un amigo estuvo en una situación de riesgo:

“Tengo un amigo que pasó una situación de riesgo y cuando a Andrea se le ocurrió hacer esto la apoyé para hacerlo crecer, aquí en Reynosa hay inseguridad para los niños, cuando las mamás salen y llevan a sus hijos, tienden a correr o cuando se les acerca una persona desconocida, ya es un riesgo para ellos”.

La pulsera se presentó durante el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia 2019, celebrado el lunes pasado donde se mostró su funcionamiento, el cual consiste en apretar dos veces un botón y el teléfono que esté registrado empieza a sonar emitiendo una señal de alerta.

La aplicación de Pulsitec cuenta con la ubicación y muestra la calle y la colonia donde se encuentra la pulsera. Además, en el caso de personas con alzheimer, autistas o niños, la alarma se activa cuando se distancian 20 metros del teléfono al que está  vinculada la pulsera.

Por el momento, las pulseras son sólo un prototipo, pero seguramente más de un inversionista querrá apostar por este dispositivo tan necesario hoy en día.

fuente El Universal

temas