Por eso es importante saber cómo se escriben las cosas…

Esta semana el Banco de Bangladesh denunció un robo que ocurrió el 5 de febrero. Todavía no saben con certeza quiénes fueron los que cometieron este robo de 81 millones de dólares, uno de los crímenes más grandes de la historia del banco.

Los delincuentes, que sospechan fueron hackers chinos, lograron esta enorme cifra, pero no fue a la que apuntaban. Deseaban adquirir 870 millones de dólares más.

Todo comenzó cuando estos hackers bombardearon con más de treinta peticiones de transferencias al Banco de Nueva York, para mover el dinero de la cuenta del de Bangladesh a cuentas en Sri Lanka y Filipinas.

Sí, 81 millones de dólares es una cantidad enorme, pero igual algo les salió mal y no fueron sus habilidades de hackers, sino que no supieron cómo escribir una palabra. Durante la quinta transferencia, una de 20 millones de dólares, saltaron las alarmas porque el banco detectó que la orden era a favor de “Shalika Fandation” y no “Shalika Foundation”… El banco abortó las transferencias y salvó los 870 millones.

Ahora, el Banco Central de Bangladesh culpa a la Reserva Federal de Nueva York por el robo, argumentando que era su responsabilidad mantener a salvo el dinero. Por otro lado, las autoridades neoyorquinas se defienden asegurando que su sistema nunca se cayó.

fuente Reuters

temas