Sin abundar demasiado en el tema, el mandamás del FBI afirmó que están seguros de que Corea del Norte es culpable del ataque a Sony por el poco cuidado de los hackers en ocultar su dirección IP.

A pesar de que varios especialistas dudan de que Corea del Norte sea responsable del hackeo a Sony Pictures, el FBI sigue insistiendo de que cuentan con pruebas irrefutables que relacionan al gobierno de Pyongyang con el ataque cibernético. En este sentido se pronunció el director del FBI, James Comey, quien participó esta semana en una conferencia sobre ciberseguridad en Manhattan, donde dedicó algunas palabras a hablar sobre el ataque a Sony Pictures y a explicar como concluyeron que Corea del Norte había estado involucrado.

De acuerdo con Comey, los hackers fueron muy poco cuidadosos con su intento por utilizar servidores proxy para enmascarar sus ataques, así como a la hora de enviar los correos con amenazas. Lo que llevó a el FBI a descubrir las direcciones IP de los responsables de la filtración de información de Sony, todas ellas asentadas en Corea del Norte. Debido a que el acceso al Internet en el país asiático es muy limitado, la investigación del FBI concluye con que el ataque estuvo orquestado por el gobierno de Kim Jong-un.

James-Comey
James Comey, director del FBI

Comey también indicó que los miembros de Guardians of Peace se dieron cuenta de su error y fueron más cuidadosos en los últimos correos que mandaron, pero ya los tenían localizados para entonces. También se dio el lujo de aventurar una hipótesis sobre la razón que orilló a Norcorea a boicotear la película The Interview:

“Es muy claro para mí que los norcoreanos no tienen sentido del humor”.

El director del FBI se negó a abundar en la información sobre el tema pero, a una pregunta expresa relacionada con los que dudan de que Corea del Norte sea responsable del ataque, se limitó a decir: “Ellos no cuentan con todos los elementos que tengo para asegurar lo que digo”.

vía Gigaom

fuente Reuters

temas