El algoritmo de tendencias en las noticias de Facebook no tiene la última palabra de lo que se enteran los usuarios.

El día de hoy The Guardian publicó un documento filtrado que muestra cómo esta red social no usa un algoritmo para definir las tendencias del momento, sino que está en las manos de sus editores.

A inicios de la semana, un grupo de ex empleados de Facebook declararon a Gizmodo que sistemáticamente descartaban noticias de interés para lectores conservadores, “inyectaban” temas y noticias seleccionados a la sección de tendencias aunque no fueran lo suficientemente “valoradas” para estar ahí, así como excluir noticias de Facebook cuando fueran una tendencia.

Estas acusaciones fueron negadas por Tom Stocky, el vicepresidente de Búsqueda en Facebook esa misma noche, pero a pesar de ello, el senador republicano y mandatario del comité de comercio del Senado de Estados Unidos, John Thune, está exigiendo que se presente más información al respecto para asegurar que Facebook respeta la consistencia y neutralidad para sus lectores.

Sin embargo, los documentos demuestran ser pautas para un equipo de editores que tienen libertades como “inyectar” historias que ellos escojan en el módulo de tendencias. También pueden agregar temas a una “lista negra” y, a discreción de los editores, definir lo que representa “evento del mundo real”. A su vez, para que Facebook agregue una historia a las tendencias, necesita respaldar su valor con otras autoridades editoriales, por lo que las pautas apuntan a que un tema no será tendencia si  no aparece en 5 de 10 sitios de noticias: BBC News, CNN, Fox News, The Guardian, NBC News, The New York Times, USA Today, The Wall Street Journal, Washington Post, Yahoo News o Yahoo.

Ahora, esta filtración pone en duda las palabras de Tom Stocky, quien explícitamente dijo que no “insertan” historias de manera “artificial”, y la postura de Facebook como una red social neutral, por lo menos en temas políticos. Y así, parecería que entonces la red social funciona como un medio tradicional y no como un espacio imparcial que verdaderamente muestre lo que está circulando.

Por otro lado, en entrevista con The Guardian, un grupo de ex editores declaró que sí insertan las historias, pero con el propósito de que la experiencia de Facebook sea más plural en temática. A pesar de negar intereses personales, aseguran que es necesario el “elemento humano”. Además, otro grupo de ex empleados de Facebook contradijo a los que hablaron con Gizmodo, pues a pesar de que el algoritmo de noticias escoge temas en una primera etapa, en ocasiones no es capaz de crear la mejor mezcla de noticias.

Mark-Zuckerberg

Un ejemplo de que el algoritmo tiene sus fallas fue durante las protestas de Ferguson, pues este no le dio cobertura y Facebook fue criticado por no darle peso en sus tendencias. Al mismo tiempo, el algoritmo le dio peso al Ice Bucket Challenge en lugar de las protestas, por lo que se denominó a Facebook como una red que no merece atención a la hora de las noticias importantes, a diferencia de Twitter, donde las protestas sí tuvieron presencia en sus tendencias.

La filtración que se publicó hoy en The Guardian, por un lado demuestra que el algoritmo de Facebook, como casi toda la tecnología, depende de un toque humano. Sin embargo, considerando que es una red con más de mil millones de usuarios, se debe de pensar en el peso que tienen las decisiones de este grupo editorial, el cual tiene la última palabra de lo que se enteran o no sus usuarios.

fuente The Guardian

temas