El pasado lunes, después de su participación en la Wikimanía 2015, Jimmy Wales viajó a Munich para anunciar la apertura en Estados Unidos de un plan telefónico que dona el 10% de todos los pagos realizados a organizaciones de caridad.

El creador de Wikipedia parece no tener un día de descanso. Después de que el domingo concluyera las actividades de una increíble Wikimanía en la Ciudad de México, Jimmy Wales anunció, hoy mismo, una nueva iniciativa de caridad que pronto llegará a Estados Unidos. La idea es sencilla y ya fue implementada, como prueba, en todo el Reino Unido. TPO (The People Operator o El Operador de la Gente, por sus siglas en inglés) es un proyecto de caridad que se basa en el éxito actual de las compañías telefónicas pero que, a diferencia de todas los demás planes de datos móviles, busca generar ganancias para organizaciones caritativas y no lucrativas.

Desde su lanzamiento en el Reino Unido, TPO propuso una cierta cantidad de planes móviles para pagar mensualmente o para adquirir con una tarjeta SIM que dirigen directamente el 10% de tu compra de tiempo aire, mensajes y datos móviles a la organización de caridad de tu elección. Al comprar un SIM o contratar un plan, el servicio te manda automáticamente a una página con diferentes organizaciones de caridad que puedes apoyar con tu compra. Si una organización que te interesa no está aún en la página, puedes nominarla para el apoyo económico a través de una amplia red de servicios al cliente que presume ser de lo mejor disponible.

La primera pregunta que surge, evidentemente, es ¿qué tan costoso resulta un servicio de telefonía móvil que dona ese porcentaje a la caridad? Y la respuesta es sorprendente: el sistema de pagos quiere competir mano a mano con todas las otras compañías telefónicas por lo que sus precios son más o menos los mismos que los de otras ofertas en el mercado. Además de igualar los precios de otras compañías, TPO promete un servicio de altísima calidad y una responsabilidad cercana en la atención a clientes para cualquier duda, aclaración, queja o comentario.

Por si fuera poco, la compañía promete donar un cuarto de todas sus ganancias totales a otras organizaciones de caridad con las que está afiliada. Así, además del 10% que donas, directa y personalmente, cada vez que adquieres un servicio de datos móviles, TPO donará el 25% de sus ingresos totales como compañía. De esta forma, la empresa encabezada por Sir Christopher Kelly y promovida por Jimmy Wales, se posiciona en el complejo mercado de las compañías celulares con un innovador modelo económico que busca integrar los esfuerzos filantrópicos en el corazón mismo de su funcionamiento financiero. Tanto los usuarios como la compañía trabajan entonces en conjunto para mejorar la situación económica de organizaciones sin fines de lucro que van desde pequeños movimientos comunitarios hasta grandes esfuerzos humanitarios: en el plan británico podías donar a un club de futbol para niños de la calle en una pequeña ciudad del Reino Unido, para una gran organización de lucha contra el hambre en África o para una comunidad de investigación que combate el cáncer de mama.

Después del éxito que tuvo en Reino Unido, la empresa abrirá su negocio en Estados Unidos, confrontándose con un mercado muchísimo más grande y muchísimo más competitivo. Al paralelo de sus esfuerzos caritativos, el sistema de telefonía celular implementa una red social completamente gratuita en la que la comunidad de personas inscritas en el programa puede interactuar. Además, esta red social permite la organización de colectas para pequeñas organizaciones caritativas sin ningún costo (cosa que es radicalmente distinta de muchas redes sociales de caridad que cobran un porcentaje de las ganancias conseguidas a través de sus servicios). Así lo dijo Mark Epstein, el CEO de TPO en entrevista con Mashable:

“Hemos invertido mucho en servicios al cliente. Así, vamos a proveer un gran producto, con un gran precio y un gran servicio al cliente. Y estamos contando con el alcance que nos da la red social con todas las causas que están cambiando sus plataformas de donación a TPO. Y creemos que estamos en una posición verdaderamente buena…”

Este impresionante modelo de negocios que busca revolucionar la forma en que interactúan las empresas sin fines de lucro y una organización comercial que brinda un servicio al auge, como lo es la telefonía celular, tiene una interfaz amigable y un aspecto nítido y bien cuidado. Para lograr ser competitivos y mantener los costos que ofrecen otras compañías celulares, TPO busca ahorrar fondos en publicidad para brindar un servicio barato y que les permita sobrevivir manteniendo las donaciones de los usuarios y la compañía. Así lo dijo Wales:

No hacemos ninguna de las estrategias de publicidad pesada que mantienen las otras compañías de celulares. En vez de quedarte con tu proveedor actual, que va a gastar mucho más del 10% de tu dinero en comerciales de televisión, te puedes cambiar a nuestro servicio. Nosotros gastaremos ese dinero en algo que te importa y lo único que pedimos a cambio es que nos ayudes a reclutar a otras personas… para juntar el dinero necesario para lo que sea que te importe.

Los planes que puedes adquirir van desde un plan básico de 250 minutos y 250 mensajes por sólo 9 dólares al mes, hasta un plan más completo de llamadas y mensajes ilimitados con 13 GB de datos móviles por 86 dólares al mes. Y bueno, aunque estos precios pueden sonar todavía algo elevados para los rangos de México, la idea misma de que un porcentaje de lo pagado va a organizaciones de caridad en vez de alimentar los horribles comerciales con los que nos bombardean los gigantes de la tecnología celular en nuestro país podría ser aliciente suficiente.

En todo caso, esperemos que esta empresa siga recolectando éxitos en su apertura en Estados Unidos para que pronto pueda llegar a otros lugares del mundo. Tal vez así, el proceder financiero de una empresa lucrativa no tenga que organizarse en detrimento de organismos de caridad que sólo se utilizan como fin para evadir impuestos; tal vez así se demuestre que es viable un sistema de negocios profundamente interconectado con causas sociales. ¿Quién quita? Se vale soñar.

vía Mashable

temas