Muchos lo hemos sufrido pero pocos sabemos quien el personaje detrás de las desagradables pop-ups o ventanas emergentes. Su nombre es Ethan Zuckerman y a través de su columna en The Atlantic se disculpo con todos los cibernautas que han sufrido con este invento.

En el texto detalló que entre 1994 y 1999 trabajaba en Tripod.com mientras buscaba un nuevo modelo para generar ingresos en las páginas web. En aquellos tiempos, una compañía automotriz se quejaba porque su anuncio aparecía incrustada en páginas con contenido sexual.

En busca de una solución, Zuckerman escribió el código para lanzar anuncios en ventanas separadas, esto preparó el terreno para uno de los mayores problemas de la red.

“Era una forma de asociar un anuncio con un usuario sin ponerlo directamente en la página, ya que los anunciantes estaban preocupados de una asociación entre su marca y el contenido de una página (…) Lo lamento, nuestras intenciones eran buenas”

El programador considera que la publicidad es el pecado original de Internet y que se deben desarrollar nuevas alternativas de monetización en la red que respeten la privacidad de los usuarios. Por ejemplo, plantea que se puede evolucionar más allá de los negocios basados en anuncios, quizá a través de modelos de suscripción o micropagos a los creadores de contenido.

Actualmente Zuckerman trabaja en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), donde es director del Centro para Medios Cívicos e investigador para el Laboratorio de Medios del instituto.

popups

temas