La responsable de la enorme filtración de documentos que dio fama a WikiLeaks explica cómo logra publicar sus mensajes desde la cárcel. 

Chelsea Manning (conocido cómo Bradley Manning antes de su cambio de género), la ex-soldado y analista de inteligencia del ejército de Estados Unidos que filtró miles de documentos clasificados acerca de las guerras de Afganistán e Irak, actualmente purga una pena de 35 años en prisión acusada por traición y espionaje, además de haber sido “deshonrada” de todos sus cargos dentro del ejército.

A pesar de encontrarse tras las rejas desde hace tres años, la semana pasada Manning sorprendió al mundo al abrir su cuenta oficial en Twitter, comenzando a publicar de forma regular mensajes en la red social, además de responder a más de un usuario que contestaba sus tuits.

Muchos dudaban de la veracidad de la cuenta de Manning, debido a que dentro de la cárcel militar de alta seguridad de Fort Leavenworth, en el estado de Kansas, ella no tiene acceso a Internet. Sin embargo, en su propia cuenta Manning explicó este fin de semana cómo es que logra publicar sus tuits.

En una carta escrita a mano y subida a Twitter, Chelsea indica que dentro de la cárcel tiene permitido realizar periódicamente llamadas de teléfono, aunque siempre siendo supervisada por los guardias de la prisión. Ella aprovecha estas llamadas para comunicarse con FitzGibbon Media, una compañía de relaciones públicas que se encarga de gestionar su cuanta en Twitter, a la cual dicta sus tuits. Ellos también le leen todo lo que se publica en su cuenta, gracias a lo cual puede contestarle a sus seguidores con unos días de retraso.

“Quiero agradecer a todos aquellos de ustedes que están siguiéndome ahora en mi nueva cuenta de Twitter. Fue bastante sorprendente para mi saber que tenía tantos seguidores tan rápidamente. Esto sólo es posible gracias a todos ustedes, que se preocupan por mi y lo que yo hago”, indica Chelsea en la carta membretada con la dirección de prisión de Fort Leavenworth.

Chelsea Manning se encuentra en una zona de aislamiento intermedio dentro de Fort Leavenworth, por lo que una de las pocas formas que actualmente cuenta para mantenerse en contacto con el mundo exterior son los mensajes que escribe y recibe en su cuenta en Twitter.

fuente Mashable

temas