Denis K., uno de los hackers más buscados del mundo, fue detenido en España.

En una operación mixta del FBI, la Europol, junto con autoridades de Estados Unidos, Rumania, Bielorrusia y Taiwán, el hacker llamado “Denis K.” fue detenido en Alicante, al sur de España. Se sabe muy poco de los detalles del arresto pero, al parecer, Denis K. era uno de los hackers más buscados del mundo.

Según fuentes del Ministerio del Interior español, el hacker ucraniano era líder de un grupo de cibercriminales que se dedicaba a atacar bancos con software altamente especializado. La banda de hackers enviaba correos electrónicos de phishing a empleados de los bancos, con malwares conocidos como “Carbanak” y “Cobalt”. Si alguno de los empleados abría el mail, estos softwares se instalaban y le otorgaban a los hackers completo control de cuentas de banco y cajeros automáticos.

Al parecer, solamente con el software Cobalt, los criminales podían robar más de 10 millones de euros en cada atraco. En total, se calcula que este grupo robó más de mil millones de euros en más de cien bancos alrededor del mundo. Y prácticamente todos los grandes bancos de Rusia sufrieron los ataques de este grupo.

Después de trasladar dinero de diferentes cuentas de banco, los hackers compraban bitcoins que luego metían en tarjetas prepagadas para comprar coches, casas y bienes en España. Al parecer, Denis K. utilizaba plataformas financieras en Gibraltar y el Reino Unido para mover sus bitcoins.

Ya desde 2015, Kaspersky Labs había alzado la voz frente a los ataques especializados de este grupo.

“Este es el ataque más sofisticado que el mundo haya visto hasta la fecha en términos de las tácticas y métodos usados por los cybercriminales”, indicó Chris Doggett, gerente de la oficina norteamericana de Kaspersky Labs.

Los miembros de esta banda de delincuentes son de diferentes países de Europa, principalmente de Rusia y Ucrania, pero también hay varios integrantes de origen chino. Kaspersky Lab sostenía, desde ese entonces, que estaba trabajando con la Interpol, la Europol y otras autoridades de diferentes países para intentar frenar los robos de Carbanak y de Cobalt. Hasta ahora, sin embargo, no había logrado ningún arresto.

Según el ministerio del interior español: “Esta es una de las operaciones más importantes, por la trascendencia internacional y por las cantidades robadas.” Al parecer, Denis K. fue detenido junto a tres cómplices y la investigación podría llevar a más capturas alrededor del mundo.

fuente Reuters

temas