La compañía se ha vuelto una experta en el manejo de una multitud de drones.

A inicios del 2016 Intel presentó un singular espectáculo de drones, con luces multicolores y música de Beethoven que, además de ser visualmente hermoso, logró implantar un nuevo récord Guinness. En concreto, los vehículos aéreos de Intel rompieron el récord de más drones volando al mismo tiempo en un mismo sitio. Con esto, la compañía de chips buscaba promover una curiosa iniciativa: reemplazar a los fuegos artificiales con drones para reducir la contaminación.

A pesar de que la idea sonaba muy loca, los organizadores de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018 le tomaron la palabra a Intel y sus drones ocuparon un lugar especial durante la ceremonia de apertura del evento. Los vehículos aéreos volaron en sincronía por el Estadio Olímpico de Pyeongchang, formando diferentes figuras hasta terminar en unos aros olímpicos en los cielos coreanos.

Además de brindar un gran espectáculo visual, Intel usó 1,218 drones Shooting Star, logrando superar su anterior récord Guinness por más del doble. Los expertos señalan que el enorme número de drones ayudó a los asistentes –y a las cámaras de los medios de comunicación– a ver en buena resolución la imagen de los aros olímpicos que formaron.

fuente Intel (YouTube)

temas