Los dispositivos cuentan con un nuevo sistema de guía que les permite ser más eficientes en sus recorridos.

Cada vez es más común encontrar un drone revoloteando sobre nuestra cabeza en diferentes puntos de la ciudad. Lo anterior se debe a que estos vehículos son cada vez más baratos y fáciles de controlar, gracias a que se les han adicionado nuevos sistemas informáticos que les permiten conducirse de forma más segura.

Para seguir agilizando la conducción de estos dispositivos, DJI, una de las principales fabricantes de drones, e Intel diseñaron Guidance, un nuevo sistema de conducción autónoma con GPS que permite a los drones esquivar obstáculos por sí mismos.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=P2Xdf0iEQ6A]

Guidance añade diferentes sensores ultrasónicos, GPS y dos cámaras en modo estéreo que permiten al drone detectar objetos hasta a 20 metros de distancia, gracias a lo cual puede esquivarlos de forma autónoma y proseguir su camino programado. La idea de las dos compañías surgió debido a que detectaron que muchos drones se dañan irremediablemente cuando salen del rango de visión de su dueño y chocan con un objeto imprevisto.

El primer drone equipado con el sistema será el Matrice 100, un vehículo robusto diseñado para desarrolladores, el cual no estará al alcance del público en general. Sin embargo, DJI cree que su sistema será adoptado por toda la industria en un futuro cercano. DJI sostiene que gracias a Guidance será posible, entre otras cosas, volver realidad proyectos como la idea de Amazon de enviar paquetes  de forma segura por medio de drones.

fuente DJI

temas