Por el momento el dispositivo sigue en fase de desarrollo.

Reynaldo Vela Coreño, egresado de la carrera de Ingeniería Civil por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Azcapotzalco, presentó el proyecto K 107, consistente en una cápsula diseñada para resguardar en su interior a seres vivos mientras se produce un movimiento sísmico fuerte.

Vela Coreño inició el diseño de la cápsula aproximadamente hace cinco años, cuando todavía era estudiante de la UAM y cursaba la materia de estructuras isostáticas. El diseño del modelo actual contempla un dispositivo de forma de huevo de dos metros de alto por 80 centímetros de ancho, que permitirá proteger hasta a dos personas en su interior. De acuerdo con su creador el dispositivo puede aguantar hasta 600 kilonewtons, el equivalente a una caída libre de 30 metros de alto.

capsula

La cápsula incluirá tecnología GPS, gracias a la cual se podría localizar a las personas en su interior en caso de quedar enterrados bajo escombros, también usa un sistema de luces led para alumbrar exterior e interior, cuenta con un soporte de oxígeno que dura hasta 30 días, así como un sistema de almacenamiento de agua y alimentos.

La estructura del dispositivo está construida con Kevlar y una aleación de polvo de titanio con acero, lo cual le permite soportar sin problemas fuerzas cortantes, de tensión y de presión.

El dispositivo está conectada a la alerta sísmica e incluye su propia alerta de respaldo que detecta ondas S. Así, en cuanto se active el sonido de alerta el usuario tiene tiempo de resguardarse dentro de la K 107.

El modelo básico de la cápsula costará en promedio entre 22 mil y 35 mil pesos. Además de la K 107 estándar, Vela Coreño diseño cápsulas para niños, adolescentes, personas de la tercera edad, e incluso para madres con sus bebés.

vía Conacyt

temas