El encargado de expandir el alcance de Xiaomi más allá de China anunció hoy su renuncia.

Hugo Barra, vicepresidente internacional de Xiaomi, abandonará su puesto luego de estar tres años al frente de la expansión internacional de la compañía. Barra dio a conocer la noticia a través de su cuenta de Facebook, y de acuerdo con el post esta decisión ha sido motivada por un sentimiento de desapego de su familia y de la vida que ha construido en Silicon Valley.

“…me he dado cuenta que los últimos años de vivir en un ambiente tan singular han tenido un enorme impacto en mi vida y comenzaron a afectar mi salud. Mis amigos, lo que considero ser mi hogar, y mi vida están en Silicon Valley,  y también está mucho más cerca mi familia”, dice el ejecutivo en su publicación.

Originario de Belo Horizonte, Brasil, Hugo Barra es reconocido por su labor como informático, ejecutivo de tecnología y empresario. Barra se desempeñó como gestor de producto dentro de la división de Android en Google hasta 2013, año en que aceptó la decisión de hacerse responsable de la expansión de Xiaomi sirviendo como vicepresidente internacional. En aquel entonces, Barra estaba consciente de que su tarea era ampliar la cartera de productos de la compañía china e intensificar su proyección internacional.

Lo cierto es que durante su cargo de Xiaomi, Barra logró elevar el perfil y nombre de la empresa a nivel mundial. Además, durante su dirección la compañía alcanzo a desarrollar dispositivos de punta. Xiang Wang, vicepresidente de Xiaomi, será quien sustituya a Barra en el cargo.

Pero, a pesar del desempeño de Barra, Xiaomi no ha conseguido posicionarse como el favorito dentro de su país, aunque sí goce de cierto reconocimiento en occidente. Por su parte Wang, tendrá que hacer nuevamente de Xiaomi uno de los cinco principales proveedores de teléfonos inteligentes, ya que según IDC, la marca ni siquiera figura en el ranking de los teléfonos más vendidos en 2016. Así que mientras Barra hizo de Xiaomi una marca de smartphones con reconocimiento internacional, Wang tendrá que convertirla nuevamente, en una de las compañías más importantes de su país y hacer lo que cualquier compañía celular tendría que hacer: vender teléfonos.

vía The Verge

fuente Hugo Barra (Facebook)

temas