Gus Van Sant dice que el cine está muriendo por culpa del streaming

En su visita a México, el director Gus Van Sant dijo que el cine ya no es el mismo que antes.
(Foto: UrielLinares/Sensacine)

La llegada de las plataformas de streaming, como Netflix y Amazon, a los hogares de todo el mundo ha dejado entredicho el futuro de las salas de cine y eso lo tiene claro el director de cine independiente Gus Van Sant, al pensar que el impacto tecnológico está afectando la industria del cine por una simple razón: “(Las salas de cine) están muriendo”, dijo.

También te recomendamos: Reseña especial GIFF 2019: Birth Wars

Durante su visita a México al Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF), el director ganador de la Palma de Oro en Cannes por Elefante (2003), llevó a cabo una conferencia magistral repleta de melancolía. “El mundo está cambiando”, expresó, pero de una forma que no favorece del todo a los creadores independientes, como explicó:

“Los cineastas independientes siempre estamos esperando la caída de Hollywood y no precisamente está pasando. El streaming y la influencia de Netflix y Amazon. Yo hice una película para Amazon… Lo que están haciendo con el cine no es lo mismo que en los viejos tiempos, no van a poner la película en los cines. Los cines están muriendo, ahora están orientados al cine de acción”, dijo.

Gus Van Sant y Matt Damon en Mente Brillante en 1997. (Foto: Miramax)

Van Sant, como un buen director, no para de cuestionarse qué es el cine. “A veces me pregunto ‘¿qué es el cine para las nuevas generaciones?’, contó. “Porque la forma de contar las historias no es la misma que hace algunos años, ha ido transformándose totalmente”.

Ahora, en cambio:

“Empresas como Netflix o Amazon ya no tienen como objetivo presentar películas en la pantalla grande como antes y de competir para que la gente fuera a verlas”, expresó.

Sin embargo, a pesar de que piensa que estas nuevas plataformas incluso podrían llegar a tener un impacto negativo “a nivel político”, para Van Sant hay algo aún más extraño detrás de esta evolución del cine. “Cuando veo a una persona joven mirando su teléfono y riendo, siempre quiero ver que esta viendo y quiero preguntarle”, confesó.

Gus Van Sant también es conocido por haber dirigido Idaho: el camino de mis sueños (1991) con Keanu Reeves; No te preocupes, no irá lejos (2018) con Joaquin Phoenix, quien interpreta a un sujeto con parálisis, o por Last Days (2005), que narra la historia de una estrella de rock en Seattle adicta a las drogas, muy parecida a Kurt Cobain.

Aquí puedes ver toda la conferencia de Van Sant: