¿Se imaginan a Guillermo del Toro protagonizando un comercial como licántropo?

A finales de los ochenta, mucho antes de que The Shape of Water arrasara en las entregas de premios, Guillermo del Toro vivía en México y soñaba con hacer películas.

En aquellos años, el joven Del Toro repartía su tiempo entre su taller de efectos especiales Necropia y su trabajo como director en La Hora Marcada (una serie de terror que se transmitió por el Canal 2 de Televisa). Pero algo que no muchos saben es que el mexicano también hizo comerciales… y uno de ellos es una verdadera joya.

Se trata de un anuncio para Alka-Seltzer que Del Toro dirigió y protagonizó en 1991. El comercial nos muestra a un irreconocible Guillermo del Toro en el papel de un ejecutivo que, en medio de una importante junta, siente un fuerte malestar estomacal que lo transforma, literalmente, en un monstruo.

Así, vemos al empresario convertirse en un hombre lobo (que curiosamente se parece al actual Del Toro), en un claro tributo a la mítica The Wolf Man de Lon Chaney Jr. y a la transformación de An American Werewolf in London. Al final todo se resuelve, cómo no, con un buen vaso de agua efervescente que devuelve al hombre a su estado normal.

Pero mejor disfruten ustedes mismos de esta maravilla:

En 30 segundos, un Guillermo del Toro de apenas 26 años nos demuestra su capacidad para contar historias, su amor por los monstruos y su respeto por los buenos efectos especiales. Y todo esto incluso antes de Cronos, su primera película que firmó como guionista y director en el ya lejano 1993.

Así que si Universal Pictures tiene planes de hacer una nueva versión de The Wolf Man, ahora ya saben a cuál Del Toro llamar.

temas