La inteligencia artificial de la patrulla le permitirá conectarse con otros vehículos y apagarlos.

Aunque queremos ser muy positivos con esta nota, es una de esas noticias que no sabemos cómo tomar, ¿será para bien o será para mal? Y es que la empresa automotriz Ford acaba de solicitar la patente de un coche patrulla autónomo que pueda detectar infractores a través utilizando inteligencia artificial y un sistema de cámaras y sensores que no sólo estarán en la patrulla, sino que se extiende a las cámaras de vigilancia y sensores que se ubican en las carreteras.

El software de la patrulla autónoma le permitirá acceder de forma remota a la “una o más acciones con respecto” al coche que persigue, es decir que podrá apagarlo, comunicarse con el pasajero, multarlo, comprobar su identidad, acceder a la base de datos de la policía y ver si ya ha cometido delitos, etcétera.

En la patente, Ford explica que la inteligencia artificial podrá decidir entre citar al conductor, multarlo o simplemente hacerle una advertencia y hacérselo saber comunicándose con su auto. También describe la forma en la que puede integrarse un policía humano al vehículo, para que tome el control de ser necesario.

La policía no es la corporación más querida por la población, no importa en qué parte del mundo leas esto. Cada país tendrá sus razones, pero de eso a ¿sustituirla con inteligencia artificial? Es algo para pensarse y hay tiempo para ello, ya que solo es una idea en papel, pero el hecho de que ya se esté pensando en hacerlo es una señal de lo que se avecina.

fuente U.S. Patent & Trademark Office

temas