Construye con ayuda de un video un monitor que solo tú podrás ver.

¿En cuantas ocasiones te has sentido incomodo por no poder entrar a algunas páginas web por estar al lado de algún chismoso? Esto ya no será un problema si construyes tu propio monitor antiespías. A través de un sencillo procedimiento podrás tener a tu alcance una pantalla que sólo tu lograrás ver usando un monitor viejo al que puedes renovar para darle a tu privacidad nuevos alcances.

El truco detrás de este “monitor mágico” que impresionara a chicos y grandes, se encuentra en retirar el filtro polarizado de la pantalla para que cuando los neófitos miren al monitor sólo puedan ver la luz blanca que esté proyecta. Para leer la pantalla basta con incorporarle a unos lentes comunes el filtro retirado del monitor.

Si quieres  armar tu propia versión de este monitor, sigue los pasos que se muestran en el siguiente tutorial y tu privacidad estará -casi-garantizada.

vía Gizmondo

fuente Brusspup

temas