Una entrevista revela que muchos ejecutivos del mundo de la tecnología prefieren alejar a sus hijos de ella.

Al pensar en los hijos de las figuras más relevantes en cuanto a la industria de la tecnología se refiere, podríamos pensar que ellos tienen acceso inmediato a los últimos inventos de sus padres, y que éstos forman parte de su educación. Pero según lo descrito por el columnista de The New York Times, Nick Bilton, esta creencia está muy lejos de la realidad.

En 2010 el columnista tuvo la oportunidad de entrevistar a Steve Jobs, abriendo con la simple pregunta: “Así que… ¿Sus hijos aman el iPad?”. Jobs respondió tajantemente a la pregunta que se refería al primer modelo de la tableta que en aquél momento tenía poco tiempo de haber salido a la venta:

“No la han usado; realmente limitamos qué tanta tecnología utilizan nuestros hijos en casa.”

Ante esto, Bilton describe haber terminado completamente sin palabras. Uno no esperaría que el co-fundador y CEO de una de las empresas más exitosas en tecnología respondiera de tal forma. Este tema sería posteriormente pauta para que otras cabezas de diversas compañías relacionadas a la tecnología hablaran también al respecto.

Desde aquél momento Bilton se entrevistó con diferentes ejecutivos de la industria, quienes concuerdan con el pensamiento de Jobs. Por ejemplo, el antiguo editor de la revista Wired y ahora director ejecutivo de la empresa 3D Robotics, Chris Anderson, explicó cómo sus dos hijos de 6 y 17 años le reprochan el hecho de verse limitados ante las estrictas reglas del uso de tecnología en comparación con sus amigos; a lo que él se responde:

“He vivido en carne propia los peligros de la tecnología, no quiero que mis hijos estén expuestos a ellos.”

Cuando le fue preguntado a Anderson cuáles eran los peligros a los que se refería, él respondió que de entre una extensa lista, podría destacar el ser molestados por otras personas, el alto contenido pornográfico en Internet y, sobre todas las cosas, la posibilidad de volverse adictos a los gadgets, tal como sus padres.

Alex Constantinople de OutCast Agency también prohíbe el uso de la tecnología entre semana a su hijo más pequeño, a quien con 5 años de edad considera el más vulnerable. Sin embargo, da oportunidad a los más grandes, para que sólo utilicen sus dispositivos treinta minutos al día. Por su parte, el fundador de Blogger, Twitter y Medium, Evan Williams, apoyado por su esposa Sara, prefiere optar por reemplazar los iPad por libros, pues creen que éstos podrán educar de una mejor manera a sus hijos además de que podrán tener acceso a ellos en cualquier momento que lo deseen.

Es muy cierto que los peligros de la tecnología e Internet abundan dentro de estos casi infinitos espacios siendo los más vulnerables niños y adultos. El único mensaje que todas estas personalidades quieren transmitir a los padres de familia, es el de proteger su futuro.

fuente New York Times

temas