Teoría afirma que Eva salió del pene de Adán

Un estudioso de la literatura bíblica cree que una parte del génesis fue traducida incorrectamente.

Más allá de creencias religiosas o posturas científicas, resulta interesante para la Historia encontrar una teoría que postula que Eva no salió de la costilla de Adán como se ha venido diciendo desde hace siglos.

Ziony Zevit, un académico estadounidense de literatura bíblica y profesor de la American Jewish University, sostiene desde hace años que la lectura que le hemos dado al Génesis sobre el nacimiento de Eva ha sido mal interpretada. Y es que según Zevit, la traducción del origen de Eva es equivocada, pues lejos de desprenderse de la costilla de Adán, lo hizo de su pene.

Dice el Génesis 2: 21-22:

“Entonces Dios hizo caer un sueño profundo sobre Adán, y mientras este dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar.
Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre”.

De acuerdo con el académico, la palabra “costilla” es una mala traducción de la palabra hebrea “tsela”. Esta palabra aparece por primera vez en la traducción griega de la Biblia, conocida como Septuaginta, misma que se remonta al siglo III.

Y es que de las 40 apariciones de “tsela” en la Biblia, la historia de Adán y Eva es el único lugar en donde se traduce como “costilla”, ya que generalmente significa “el lado de algo”.  Así lo explica el mismo Zevit:

“Esta palabra hebrea aparece unas 40 veces en la Biblia hebrea, donde se refiere al lado de un edificio o de un altar o arca (Éxodo 25:12, 26:20, 26, 1 Reyes 6:34), una cámara lateral (1 Reyes 6: 8; Ezequiel 41: 6), o una rama de una montaña (2 Samuel 16:13). En cada una de estas instancias, se refiere a algo descentrado, lateral a una estructura principal. El único lugar donde ‘tsela’ podría interpretarse como una costilla que se ramifica desde la médula espinal se encuentra en el Génesis 2: 21-22”.

Por tanto, el académico considera que “costilla” es la traducción incorrecta para “tsela”, pues cree que este palabra debe traducirse como “un miembro general no específico”, como uno de los miembros laterales en el eje vertical de Adán, como las manos, los pies o el pene. 

Sin embargo, las referencias al pene en la Biblia nunca son directas, pues siempre se refieren al miembro viril como el muslo, el pie, o la palabra “basar” que se traduce como “carne”. Por eso, Zevit sugiere que una lectura más cuidadosa del génesis obligaría a los traductores a utilizar “os baculum” (hueso del pene), para explicar que Eva fue engendrada del miembro viril de Adán.

En conclusión, el académico cree que “tsela” es una metáfora para el pene, ya que se refiere a algo que está “al lado” del cuerpo de Adán. Por lo tanto, según la Biblia, Eva habrá nacido del baculum de Adán.

fuente Biblical Archaeology Society

temas