El legendario héroe de DC Comics: Capitan Marvel

Hoy el Capitán Marvel cumple 75 años de existencia, aquí van unas breves líneas en honor al gran queso rojo.

La historia del Capitán Marvel no puede entenderse sin conocer a dos personajes que influyeron de manera directa en su creación, dos militares estadounidenses —el Capitán “Billy” Fawcett y el Mayor Malcolm Wheeler-Nicholson— que decidieron dedicarse al mundo de las publicaciones periódicas después de que regresaron de la Primera Guerra Mundial. Durante los locos años veinte los dos hombres pensaron que, luego de que el mundo vivió una vorágine de violencia en la guerra, lo que la gente quería era distraerse y dejar volar la imaginación, por ello se metieron de diferente forma al mundo editorial dedicándose completamente al entretenimiento, intentando brindar momentos de escape a las personas aquejadas por una gran depresión económica y un futuro incierto.

El Capitán Billy

Un cuadro extraido de Captain Billy´s Whiz Bang
Una caricatura de Captain Billy´s Whiz Bang

Wilford H. “Billy” Fawcett parecía uno de los personajes de sus revistas de aventuras. Desde muy joven se escapó de su casa para unirse al ejército, donde participó activamente en muchos combates a la par que colaboraba en revistas de la armada. A pesar de conseguir el grado militar de Capitán, Fawcett tenía una peculiaridad que, sin proponérselo, cambiaría su vida: su sentido del humor.

El Capitán era famoso por los cientos de chistes que se sabía, le gustaba memorizarlos e iba contándolos a diestra y siniestra, además le gustaba dibujar. En 1919 decidió publicar un folleto mimeografiado con cuentos humorísticos y caricaturas obscenas que repartió entre los heridos de guerra en los hospitales del ejército. El Capitán Billy, como todos lo llamaban, imprimió 5,000 ejemplares de su revista, los excedentes de la publicación acabaron en los puestos de revistas y en locales cerrados de toda el área de Minneapolis, convirtiéndose en un éxito instantáneo.

El título de la revista era Captain Billy’s Whiz Bang, la cual se enfocó en reproducir chistes con cierta carga sexual y bromas sobre estereotipos étnicos, considerada muy fuerte para la época. Tan sólo un año después de su debut, el semanario ya vendía 500,000 ejemplares permitiendo al Capitán formar un imperio editorial, Fawcett Publishing Company, que se fue expandiendo con el paso de los años.

El Mayor Malcolm Wheeler-Nicholson

mayor-y-capitan
El Mayor Malcolm Wheeler-Nicholson y el Capitán Wilford H. “Billy” Fawcett

Con una larga carrera militar, que lo llevó por media Europa, el Mayor era un importante activo del ejército, pero desacuerdos con oficiales de mayor rango terminaron con su carrera en 1924, fue entonces cuando decidió colgar las armas y dedicarse a escribir ficción, sobre todo novelas de aventuras militares que eran publicadas en las revistas pulp de la época.

A mediado de los años treinta Wheeler-Nicholson se dio cuenta de que las revistas completamente llenas de dibujos eran un buen negocio, por eso decidió realizar un cómic que, a diferencia de todo lo que se publicaba en ese momento, no fuera una recopilación de las tiras cómicas que aparecían los domingos en los periódicos, por lo que alquiló una oficina y comenzó a contratar a dibujantes y guionistas, además de buscar anunciantes que compraran espacios en su nueva aventura editorial. Su revista New Fun se convirtió en el primer cómic que contaba completamente con material original, además de marcar el estándar de tamaño de la mayoría de las historietas desde entonces hasta ahora. Gracias al éxito de Fun Comics, el Mayor pudo abrir una editorial especializada en historietas, la National Allied Publishing (después rebautizada como DC Comics), dando inicio a la industria del cómic como lo conocemos hoy en día.

Capitán Marvel

capitan-thunder
El Captain Thunder en el Flash Comics que nunca salió a la venta

Irónicamente ninguno de los dos ex militares disfrutó del éxito de los dos héroes más representativos de sus respectivas editoriales, el Mayor Malcolm Wheeler-Nicholson perdió el control de su editorial antes de la aparición de Superman, debido a las fuertes deudas que acumulaba, mientras que el Capitán Fawcett murió en 1940, justo después de la primera aparición del Capitán Marvel.

A finales de 1939, Fawcett Publishing Company decidió expandirse, después de observar el enorme potencial de los cómics que estaba explotando la National Allied Publishing decidieron lanzar una línea de cómics. La idea se le ocurrió a Roscoe Kent Fawcett, el hijo menor del Capitán quien, posteriormente, seguiría la tradición familiar y se alistaría como aviador en la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con la versión oficial, Roscoe le ordenó a su equipo que quería que crearan un personaje como Superman, sólo que con una identidad secreta de un niño de 10 a 12 años.

“Quiero un Superman, pero que su otra identidad sea un niño de 10 o 12 años de edad, en lugar de un hombre.”

El proyecto cayó en manos del escritor Bill Parker, un periodista graduado en la Universidad de Princeton, quien creó el concepto del Capitán Thunder, un superhéroe que dirigiría a seis héroes, cada uno con un poder diferente basado en los dioses griegos. El editor de la nueva división de cómics de Fawcett, Ralph Daigh, le indicó que eso parecía muy complicado, y le sugirió que simplificara el concepto.

El dibujante Clarence Charles “CC” Beck, diseñó la apariencia gráfica del héroe, copiando en lo general la esencia del traje de Superman, pero añadiéndole algunos pequeños elementos del mundo castrense, en cuanto a la cara, el ilustrador tomó los rasgos del actor Fred MacMurray, aunque Roscoe Fawcett varias veces indicó que Beck se basó en Cary Grant.

capitan-macmurray
Fred MacMurray fue el actor que sirvió de modelo al héroe

El Captain Thunder apareció por primera vez en una revista de muestra (que nunca llegó a los puestos de revistas) que editó Fawcett para presentarla ante la oficina de Derechos de Autor de Estados Unidos en diciembre de 1939 bajo los probables nombres de Flash Comics y Thrill Comics. Por desgracia para la compañía, tanto el nombre Captain Thunder, como Thrill Comics y Flash Comics, ya estaban registrados.

Después de algunos cambios, el cómic apareció en los puestos de revistas como Whiz Comics #2 (a pesar de que nunca existió un número uno), con una portada que intentaba emular el impacto que significó Action Comics 1, en la historieta conocemos a Billy Batson, un huérfano sin hogar de 10 años que se dedica a vender periódicos en las calles hasta que es elegido por un hechicero para que se convierta en el nuevo protector de la Tierra, debido a su buen corazón. Así, cuando Billy pronuncia la palabra mágica Shazam se transforma en el Capitán Marvel, el mortal más poderoso del mundo, el cual cuenta con la sabiduría de Salomón, la fuerza de Hércules, la resistencia de Atlas, el poder de Zeus, el coraje de Aquiles y la velocidad de Mercurio. El nombre de la identidad secreta del personaje, así como el título de Capitán, son un pequeño homenaje al fundador de la editorial donde se público originalmente, quien murió un par de semanas después de que el cómic llegara a los puestos de revistas.

La primer transformación de Billy Batson en Capitán Marvel

El concepto del Capitán Marvel fue irresistible para los niños de la época, Whiz Comics # 2 vendió medio millón de ejemplares, y los números subsecuentes mantuvieron sus buenas ventas, así que la editorial le concedió una nueva revista con historias exclusivas del personaje. Tanto fue su éxito que Capitán Marvel es considerado el personaje más popular y el que más cómics vendió durante la década de los cuarenta, promediando 1.4 millones de cómics vendidos cada 15 días, superando a Superman y Batman en la mismísima época de oro de los superhéroes.

El Doctor Sivana

De entre toda la galería de villanos del Capitán Marvel sobresalía el pequeño doctor Sivana
De entre toda la galería de villanos del Capitán Marvel sobresalía el pequeño doctor Sivana

La primera historia en Whiz Comics dio forma a la mitología del Capitán Marvel, incluyendo a su mayor enemigo, el doctor Thaddeus Bodog Sivana, un científico marginado en busca de venganza contra el mundo que había rechazado sus locos inventos.

El aspecto espeluznante de Sivana, su actitud petulante, fanfarrona y su extraña cualidad de reír maliciosamente a la menor oportunidad estaban basadas en un farmacéutico vecino del dibujante C.C. Beck. A pesar de ser el villano principal de la serie, los niños lo amaban y odiaban por igual, debido a que solía ser muy cómico.

Muerte y resurrección del Capitán Marvel

capitanmarvel
El Capitán Marvel con Mary Marvel y Capitán Marvel Jr.

La razón del éxito del cómic del Capitán Marvel puede explicarse de múltiples formas, desde contar con un niño como héroe principal, hasta el excelente y dinámico dibujo de sus historietas, que parecían salidas de los dibujos animados, o sus guiones aderezados con comedia y fantasía, bastante diferentes a los serios conflictos contra gángsters de la mayoría de los otros personajes en los años cuarenta. Sea como sea, el personaje fue del gusto de los niños, por lo que en 1941 se convirtió en el primer superhéroe que llegó a los cines, protagonizando un serial llamado Adventures of Capitán Marvel. Poco después añadió a sus personajes de reparto en el cómic a Capitán Marvel Jr. (el cual influyó notablemente en un jovencísimo Elvis Presley) y a Mary Marvel (varios años antes de que existieran Superboy y Supergirl)

La fama de Marvel no fue bien vista por la National Allied Publishing, quienes, después de ver que el Capitán Marvel llegaba al cine, confrontaron en los tribunales a Fawcett por considerar que su personaje era un plagio de Superman. El resultado fue una larga demanda que se prolongó por todos los años cuarenta, en la que la ya renombrada como DC Comics incluso utilizó las palabras de Roscoe Fawcett (“Quiero un Superman…”) como prueba en el juicio. Por su parte, Fawcett alegó que muchos de los elementos de Superman ya formaban parte de otros personajes de las tiras cómicas, como Popeye, antes de que el hombre de acero existiera. Hoy, prácticamente cada editorial tiene un clon de Superman en su roster mucho más parecido que Capitán Marvel, por lo que la demanda puede parecer ridícula, pero en ese momento los superhéroes eran toda una novedad que era difícil de definir ante la ley.

capitan-marvel-pelicula
Capitán Marvel fue el primer superhéroe que llegó al cine

Incluso con la demanda, el Capitán Marvel siguió siendo un éxito en ventas, se calcula que a mediados de los años cuarenta, los cómics de Marvel vendían casi 4 millones de copias al mes -más que las 10 historietas más vendidas de la actualidad juntas-, marcando el punto más alto en ventas de la historia. En 1948 un primer fallo del jurado le dio el triunfo a Fawcett, pero DC Comics apeló el resultado del juicio. Un segundo juicio revertió el veredicto, por lo que en 1952 la editorial Fawcett quedó impedida de seguir editando al personaje y tuvo que pagar 400,000 dólares en un arreglo fuera de los tribunales.

A pesar de que Fawcett tenía muchos elementos para ganar el juicio, los ejecutivos de la editorial decidieron no mantener la lucha legal debido a que en los cincuenta los cómics de superhéroes ya no eran un gran negocio. En ese momento los temas de terror, crímenes y suspenso dominaban el panorama de las historietas, por lo que no pensaron que desprenderse de su personaje emblemático fuera algo tan importante. Confirmó su hipótesis el que poco después de terminado el juicio, iniciaron los ataques del psiquiatra Fredric Wertham en contra de los cómics, acusándolos de fomentar la pedofilia, la homosexualidad, el lesbianismo y el fascismo, lo que llevó a miles de personas a quemar historietas en muchas partes de Estados Unidos.

A pesar de que dejó de editarse durante décadas, el Capitán Marvel dejó una grata impresión en decenas de autores, los cuales lo homenajearon o plagiaron en diferentes cómics, como el famoso Marvel Man de Alan Moore.

Fue hasta los años setenta en que DC Comics decidió revivir al personaje, primero adquiriendo una licencia sobre su uso a Fawcett, para después adquirir todos los derechos sobre el Capitán Marvel y su cast de soporte ubicando sus aventuras en una de sus tierras paralelas. Sin embargo, para ese momento Marvel Comics ya contaba con los derechos sobre el nombre Capitán Marvel, por lo que desde entonces DC tuvo que llamar a todos los cómics protagonizados por su personaje como Shazam. A pesar de que han seguido saliendo historietas sobre el Capitán y sus amigos, nunca ha recobrado la fama que tuvo en los cuarenta.

La historia del Capitán Marvel, es enredada y actualmente el personaje es poco valorado, aun así, este es un pequeño homenaje al mortal más poderoso del mundo, el cual pudo colocarse por encima de todos los héroes durante la edad dorada de los cómics, demostrando que un niño de 10 años podría derrotar con la sabiduría de Salomón a un hombre de acero.

LA portada del mítico Whiz Comics 2,

temas