¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Restauradora explica por qué se dañaron los monumentos de Reforma cuando trataron de limpiarlos

Las pintas no dañaron los monumentos, pero el intento por limpiarlos sí y ésta es la razón.
(Foto: Quetzalli Blanco / Notimex)

En la marcha Ni una menos que se llevó a cabo el lunes en la Ciudad de México y en la que se pedía la clarificación de los feminicidios y una ciudad más segura para las mujeres, algunos monumentos fueron pintados. Principalmente se utilizó pintura en aerosol, que por sí sola no dañaba los monumentos. Pero cuando trataron de limpiarlos utilizando productos industriales muchos sufrieron daños, y esta restauradora explica la razón por la que sucedió esto.

También te recomendamos: Inflan seno gigante para protestar contra la censura en las oficinas de Facebook en Londres

Al momento de limpiar los monumentos ubicados sobre Paseo de la Reforma en la Ciudad de México, las autoridades olvidaron que se trataba de piezas catalogadas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Utilizaron un gel “antigrafiti” que no es recomendado por el INAH para la limpieza de piezas históricas, según comentó Mariana Grediaga, quien forma parte del equipo de restauración de las esculturas de Paseo de la Reforma.

“Después de la marcha se hizo una limpieza y se dañaron los pedestales porque se utilizaron productos muy agresivos que incluso no se enjuagaron bien. Ahora no solo tendremos que hacer una limpieza integral de los grafitis o pintura sino de todos los pedestales”, destacó.

Al parecer las autoridades no tomaron en cuenta que usar un producto industrial sobre mármol que tiene más de cien años no sería lo más adecuado.

“El gel es un producto que el INAH no recomienda. El problema de esos productos es que ataca el silice (el material que se encuentra en las piedras), lo disuelven y lo comienzan a debilitar”.

Así, no fueron las pintas las que dañaron los monumentos, sino la mala limpieza que se realizó.