El martes pasado la actriz, guionista y productora, Pamela Ribon, expresó su controversial opinión respecto al libro Barbie: I Can Be A Computer Engineer, publicado en 2010, generando una revuelta en los rincones de Internet.

La semana pasada fue publicado un artículo de la autoría de Pamela Ribon, titulado Barbie F*cks It Up Again, en el cual describe gran parte del contenido del libro protagonizado por la popular —y multifacética— muñeca Barbie en un universo en el que tiene el sueño de convertirse en programadora. El problema está centrado en la manera en la que dicho título refleja en sí una representación hacia el estereotipo de la mujer despistada frente a las soluciones informáticas por medio de una Barbie que no hace más que estropear prácticamente todos los dispositivos que se le ponen enfrente y recurrir constantemente a la ayuda de sus dos amigos varones, Brian y Steven.

Barbie-programadora
En el libro la computadora de Barbie se infecta por un virus y luego hace lo mismo con el equipo de su amiga Skipper

Dicha opinión ha generado una infinidad de comentarios en las redes sociales, sobre todo respecto al sexismo que se manifiesta en el libro; incluso la publicación sido calificada con una estrella y adquirido malas reseñas en Amazon, de donde ya fue removido. Mattel, la compañía detrás de la muñeca Barbie, publicó un comunicado dirigido a varios medios respecto al tema, junto a una disculpa por lo ocurrido:

“El libro Barbie: I Can Be A Computer Engineer fue publicado en el año 2010. Desde entonces hemos estado modificando y renovando todos nuestros libros de Barbie. La personalidad de Barbie en esta historia específica no refleja la visión de la marca acerca de lo que Barbie representa realmente. Nosotros creemos que las chicas deben tener el poder de conocer y entender que cualquier cosa es posible, y que crean que viven en un mundo sin límites. Ofrecemos una disculpa a razón de que este libro no refleja esa creencia. Todos los títulos posteriores serán escritos para inspirar la imaginación de todas las chicas y reflejarán a un personaje de Barbie adecuado para ello.”

Por su parte, la autora del libro, Susan Marenco, quien ahora trabaja como Editora Técnica en una empresa de tecnología de la ciudad de San Francisco, explicó recientemente en ABC News cuál era el verdadero giro que quería que tuviera el libro. Al parecer, el concepto no era nada parecido al producto final, pues Marenco señala que la idea principal era que Barbie trabajara en conjunto con dos compañeros en la creación de un juego que mostrara a los niños de qué manera funcionaba una computadora, y que ella se encargaría únicamente de la parte de diseño. Desafortunadamente, esa no fue la manera en la que el público interpretó la idea al tener el libro en sus manos, y Marenco dice estar muy consciente de ello: “Quizás debí haber hecho que uno de los dos programadores fuera una mujer, ojalá hubiese sido así”.

Barbie-programadora-2
Los amigos de Barbie finalmente son los que la ayudan a salir del apuro

Mattel no ha sido la única compañía que se ha levantado sobre un terreno en desnivel a la hora de tratar temas referentes a la quidad de género, también LEGO habría pasado los últimos años basándose en estereotipos recibiendo hordas de críticas negativas provenientes, incluso, de sus más fieles seguidores.

Finalmente, como parte del latente revuelo en Internet ocasionado por la Barbie programadora, una chica llamada Kathleen creó un el sitio web Feminist Hacker Barbie, en el cual todos aquellos que lo deseen pueden plasmar su opinión en forma de viñetas que son ilustradas por imágenes del libro. Algunas de las imágenes que han creado los usuarios parecerían hilarantes, pero expresan de una manera realista el modo en el que Barbie fue representada en el desafortunado libro:

7SH2hhE

UiStImI

WAtnbsT

EBhLcSe

D2JnbLm

fuente Gizmodo

temas