El galardón celebra a la sociedad civil y al país que consiguió mayor estabilidad tras los sucesos.

En la madrugada de hoy se otorgó el Premio Nobel de la Paz al Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez, una agrupación de cuatro organizaciones tunecinas formadas por miembros de la sociedad civil.

El Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez está formado por sindicatos y asociaciones defensoras de los derechos humanos y las libertades civiles, en concreto la UGTT (Unión General de los Trabajadores Tunecinos), la UTICA (Confederación Patronal de Industria, Comercio y Artesanías), y la Liga de Tunecina Derechos Humanos y la Orden de Abogados. La organización jugó un papel decisivo en la transición democrática que se vivió en el país a finales del 2013, cuando, después de la llamada “Primavera Árabe” del 2011, Túnez fue el único país de la zona que pudo sortear los efectos del enorme movimiento social de forma pacífica.

La organización se formó a mediados del 2013, justo después del asesinato del diputado progresista Mohamed Brahmi, presuntamente a manos de una célula yihadista. En ese momento el país se hundía en una grave crisis política, que enfrentaba al Ennahda, el partido gobernante –que había tomado el poder después de la caída del dictador Ben Alí–, en contra de la oposición laica. La polarización social llegó a tal nivel, que se proyectaba sobre el país un inminente golpe de Estado, tal y como ocurrió en los otros países que formaron parte de la “Primavera Árabe”.

Cuarteto-de-Dialogo-Nacional-de-Tunez
Representantes de las cuatro organizaciones.

Fue entonces cuando el Cuarteto de Diálogo Nacional entró en escena y ayudó a rescatar la transición y recuperar el consenso que había entre la clase política en el 2011, después de la deposición del dictador. Tras varios meses de una compleja negociación, el Ennahda aceptó abandonar el poder para dejar paso a un gobierno tecnocrático de transición, por su parte la oposición acordó dejar de paralizar el poder legislativo local y redactar una nueva constitución.

El resultado fue la constitución más progresista del mundo árabe, la cual establece la creación de un sistema democrático y laico, bajo un régimen semipresidencialista. La transición culminaría unos meses más tardes, con la victoria en las elecciones legislativas de la oposición laica, triunfo que fue reconocido por el partido Ennahda sin problemas.

A pesar de no ser los favoritos para ganar el galardón –extrañamente los dos personajes favoritos eran la presidenta alemana Angela Merkel (por su mediación en mediadores en la reciente crisis de los migrante) y el Papa Francisco (por su mediación en el deshielo de relaciones entre Cuba y EE UU)–, el comité que otorga el Premio Nobel indicó que premió al Cuarteto Tunecino por su “decisiva contribución en la construcción de una democracia pluralista en Túnez”.

fuente Nobel Prize

temas