A Netflix no le importa lo que piense la prensa especializada de sus cintas o series, mientras la gente las vea.

Netflix está feliz con los resultados de Bright, la primera superproducción de la plataforma de videos. La cinta de Will Smith es la película original de Netflix más vista en su historia con 11 millones de visualizaciones, lo mismo que las series más exitosas del año pasado, como Black Mirror, Stranger Things o The Punisher. De hecho, de acuerdo con Deadline, la cinta y las series anteriores le permitieron a Netflix tener sus mayores ganancias trimestrales desde su fundación. Y dentro de la compañía creen que Bright es la principal responsable de su nuevo éxito financiero, no por nada ya tienen planeada una secuela.

“En su primer mes, Bright se ha convertido en uno de los títulos originales más vistos hasta la fecha. Estamos encantados con este rendimiento y estamos planeando una continuación, así como una inversión adicional en películas originales”, señaló Reed Hastings, CEO de Netflix.

En una entrevista posterior, el entusiasmado CEO de Netflix señaló no sentirse preocupado por las críticas negativas que sumó Bright en la prensa especializada, por el contrario, indicó que las malas reseñas son la prueba de que los críticos de cine están alejados de los consumidores normales, y no son parámetro del éxito o fracaso de una producción.

“Los críticos de cine están muy desconectados de los gustos del público. Si las personas están viendo esta película y les gusta… para mi esa es la medida del éxito. La crítica es una parte importante del proceso artístico, pero está completamente desconectada de las  expectativas comerciales de un filme”, recalcó Hastings.

En realidad lo que dice Hastings no es nada alejado de lo que piensa la mayoría de los grandes estudios, y tampoco es que descubra el agua tibia. Hasta antes de la era del internet, las críticas especializadas de cine y televisión eran muy poco leídas, pero ahora, con servicios como Rotten Tomatoes (que le dio un 26% de frescura a Bright), es más fácil que el gran público pueda hacerse una mejor idea de lo que verá en el cine o la televisión. Sin mencionar que, en servicios como Netflix, es fácil darle una oportunidad a películas con críticas negativas, debido a que se incluyen con nuestra suscripción.

fuente The Wrap

temas