La pandemia del coronavirus amenaza la tradición de los palillos en China

El gobierno chino inició una campaña contra el uso de palillos personales al compartir la comida y promueve los “palillos para servir”.
(Three Lions, vía Getty Images)

Entre los años 1766 y 1046, antes de nuestra era, en China se inventaron los palillos para comer los alimentos y desde entonces ha sido una herramienta fundamental para su cultura a la hora de ingerirlos. El comer en la mesa con la familia es un proceso afectivo que mucho tiene que ver con este instrumento. Los padres escogen las mejores piezas de la comida con sus palillos y los comparten directamente a la boca de los hijos como prueba de cariño.

Esto podría estar a punto de terminar, al menos oficialmente, porque el gobierno de China inició una campaña para desalentar el uso de esta práctica y el uso de palillos personales para compartir la comida.

Aunque esto no significa que no usarán palillos. Proponen el uso de “palillos para servir”, que son rojos y se ponen al centro de la mesa. Sólo sirven, como su nombre lo indica, para tomar el alimento y ponerlo en el plato, no para comer. Esto es algo que suena muy común en occidente pero que para ellos es un choque cultural muy fuerte. “La distancia entre usted y una comida civilizada es de solo un par de palillos de servir”, dice uno de los anuncios.

La resistencia ante esta solicitud gubernamental ha sido muy fuerte ya que contradice una costumbre que expresa familiaridad y cariño, pero los reportes indican que poco a poco las personas lo han asimilado.

The New York Times y las agencias Zhong Nanshan y Zang Wenhong llaman a esta práctica la “revolución de la mesa del comedor”.