El director sabe que los fans no lo perdonan por filmar la peor película de Batman de todos los tiempos.

Esta semana se cumplieron 20 años del estreno de la terriblemente recordada Batman & Robin, la cinta que enterró la franquicia del encapotado de Ciudad Gótica durante años.

Para conmemorar el aniversario, Vice entrevistó al director de la película, Joel Schumacher. De acuerdo con lo que dice en la entrevista, en un inicio él quería filmar una adaptación de Batman Year One, el famoso cómic de Frank Miller, pero el estudio quería algo más familiar. Por eso, en lugar de basarse en los cómics tomó como punto de partida la serie del recientemente fallecido Adam West.

“Mira, ofrezco una disculpa. Quiero pedir disculpas a todos los fans que se decepcionaron, porque creo que les debo por lo menos eso a ellos. Yo sabía que no debía hacer una secuela de Batman. Pero todo el mundo en Warner Brothers esperaba que hiciera una [después de Batman Forever]. Tal vez fui un poco arrogante al aceptar el reto. Pero debes entender que tenía un promedio de bateo de 1,000% en esa época, yo venía de hacer Lost Boys, y todos creían que era una especie de genio, tenía un gran éxito de taquilla con Batman Forever, y la recién estrenada Time to Kill tenía muy buenas críticas, por lo que el estudio y yo mismo confiábamos al 100% en mí. Pero ten en cuenta que nunca había planeado estar a cargo del rey de los blockbusters. Todas mis otras películas eran mucho más pequeñas y acababa encontrado el éxito entre el público y no con los críticos. Pero, luego de Batman & Robin, yo era una escoria para todos. Era como si hubiera matado a un bebé.”

En la parte final de la entrevista Shcumacher asume que todos los errores de la cinta son su responsabilidad. También menciona que debió abandonar la producción cuando Val Kilmer le avisó que no participaría en la cinta por preferir trabajar con Marlon Brando en la Isla del Doctor Moreau. En lugar de esperar a que Kilmer terminara su otro compromiso, Bob Daly, uno de los más importantes directivos de Warner, lo presionó para que continuara con el proyecto con otro actor. A partir de ahí todo fue caos e intromisiones con fines comerciales.

“Lo interesante es que, si ves mi versión y la de Tim Burton, puedes intuir lo inocentes que eran los espectadores por aquel entonces. Luego ves la trilogía de Christopher Nolan, sobre todo el último filme, y te das cuenta de cómo ha cambiado la audiencia, que ahora puede aceptar y quiere una temática más y más oscura”, finaliza Schumacher.

El director también reveló que pensó que la cinta no sería tan catastrófica, e incluso ya estaba planeando una cinta más de Batman cuando se estrenó Batman & Robin. De hecho, Shcumacher recordó que ya había comenzado negociaciones con Nicolas Cage para que fuera el villano, interpretando al Espantapajaros. También sabe que los “batipezones” que incorporó al traje del hombre murciélago siempre son recordados con desagrado por los fans: “son algo que siempre me persigue, lamentablemente creo que estarán en mi lápida”. Y eso sin mencionar el terrible momento en que Batman utiliza su tarjeta de crédito:

fuente Vice

temas