Japón podría retirar la censura del hentai

¿Este es el adiós a los mosaicos?
(Foto: Vocaloid Megurine)

El hentai y la censura son uno mismo, al menos en Japón es imposible que un fan de este género abra un libro de manga o vea un anime sin que el contenido se vea alterado con mosaicos, bandas negras o decoloraciones en los genitales de los personajes. Sin embargo, eso podría cambiar muy pronto ahora que el Artículo 175 del Código Penal japonés, que prohíbe la distribución de material “indecente” y lo castiga incluso con cárcel, está bajo revisión.

También te recomendamos: La pornografía favorita de los mexicanos en el 2018 fue el hentai

De acuerdo con la cuenta de Twitter On Takahashi, políticos japoneses están discutiendo con las autoridades policíacas la posibilidad de eliminar la censura a la pornografía -siempre y cuando, claro, haya consentimiento de todas las partes involucradas-, señala. Si bien esto podría considerarse un gran avance en la discusión, cuando en Occidente y el resto del mundo parece ser un tema muy normalizado, los políticos y las compañías de porno podrían enfrentarse a su “mayor obstáculo” para implementar los cambios: la Asociación Japonesa de Padres y Maestros (PTA), que muy posiblemente se opondrá a la reforma de ley.

“El mayor obstáculo sería si las empresas implementarán los cambios. En Japón, la PTA japonesa es un grupo de cabildeo increíblemente poderoso y sus voces son bien escuchadas en los medios. Algunos incluso dirían que son tan influyentes como la NRA”, explica. “El primer rechazo para eliminar la censura probablemente vendrá de la PTA y otros grupos que defienden la “cláusula de obscenidad”. Esta podría ser la pelea más dura. Es difícil luchar por hentai 2D sin censura, cuando lo que estás luchando también cubre shota y loli“.

Sin duda los más beneficiados de la decisión serían las compañías encargadas de desarrollar y distribuir este tipo de contenido como JP, DMM, Melonbooks y Toranoana, sin embargo también podrían enfrentarse a un duro rechazo de la sociedad cuando, hay que decirlo, “Japón es un lugar muy sensible a la imagen pública”. “Todo lo que se necesitaría es una ‘carta de protesta’ bien organizada o una explosión de los medios sociales en la página de Twitter de la compañía o en los medios, para asustar a los accionistas y miembros de la junta para que no liberen hentai sin censura”, explica.

¿Será que en realidad el hentai en Japón se transforme sin importar que eso implique una gran pelea?