Estas piezas ponen en perspectiva el paso del tiempo sobre la belleza.

Las flores tradicionalmente representan la fragilidad de la belleza, una manifestación del tiempo que aniquila y renueva constantemente. Quizá por esa hermosura momentánea es que regalamos flores en instante fugaces de intensa felicidad.

Para los japoneses los arreglos florales o “Ikebana” (生け花), son una disciplina que implica un gusto exquisito y un contacto cercano con la naturaleza. Los artistas que trabajan esta técnica deben tener una conexión especial con el crecimiento de las flores y el paso de las estaciones. Más que construir algo que sea vea “bonito”, se trata de evocar las sensaciones de los paisajes naturales en Japón.

Makoto Azuma se asume como un “artista botánico”. Él conecta el arte tradicional del Ikebana con la noción del paso del tiempo con su instalación llamada Flores congeladas. Para ello colocó una serie de arreglos florales detenidas en el hielo en una bodega a las afueras de Tokio, y el efecto que logra es el de una atrayente visión de momentos detenidos. Sus flores estáticas refieren a un ambiente natural siempre cambiante que la falta de movimiento y el entorno industrial hace evidente.

Aquí dejamos algunas imágenes de la instalación junto con un video en el que muestra el proceso de creación de sus piezas.

flores-congeladas01

flores-congeladas02

flores-congeladas03

flores-congeladas04

flores-congeladas05

flores-congeladas06

flores-congeladas07

vía Spoon & Tamago

fuente Azuma Makoto

temas