¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Estas 5 culturas del mundo son matriarcales

Matrilineales o matrilocales, en estos grupos étnicos las mujeres desempeñan el rol principal.

La palabra matriarcado viene del latín māter que significa madre y del griego archein que significa gobernar y se refiere a un tipo de sociedad en la cual las mujeres tienen un rol central de liderazgo político, autoridad moral, control de la propiedad y de la custodia de sus hijos.

Algunos historiadores insisten en que las primeras culturas eran matriarcales, pero nunca ha terminado de comprobarse esa teoría. Sin embargo, muchas culturas adoraban en un inicio a la Madre Tierra. Posteriormente, el monoteísmo fue decisivo para que las sociedades se volvieran patriarcales, sin embargo existen algunas culturas matrilineales y matrilocales donde las mujeres tienen el control.

Los Mosuo

(Ethel Karskens)

Tal vez esta sea la cultura matrilineal más popular. El pueblo mosuo se encuentra en las provincias chinas de Yunna y Sichuan, muy cerca del Tíbet. Esta cultura viven con la familia extendida. Es decir, la propiedad se traspasa a través de la madre.

Las mujeres mosuo suelen controlar las decisiones económicas, mientras que los hombres toman las decisiones políticas. Los niños se crían en casa de la madre y toman su apellido. Para los mosuo no existe el concepto de matrimonio, por lo que se practican las “visitas de amor”. Los hombres no viven en el mismo techo que sus parejas y la paternidad pasa a segundo plano. Los hombres viven toda su vida en la casa de su madre donde representa la figura paterna con sus sobrinos.

Los Minangkabau

(Mamasamala)

En la isla de Sumatra en Indonesia existe una sociedad de cuatro millones de personas donde el acuerdo entre sexos es fundamental y el linaje lleve nombre de mujer, nos referimos a los minangkabau, una cultura matriarcal en medio del mundo islámico –por difícil que cueste creerlo– y donde la herencia de los antepasados es recibida por las mujeres como símbolo de respeto.

Las mujeres minangkabau se encargan de transmitir sus tradiciones ancestrales conocidas como Adat y se reúnen mensualmente con la Bundo Kanduang, un cargo político que se encarga de buscar el consenso familiar y la unidad en la comunidad.

La aldea Umoja

(Corbis/Christophe Calais)

Esta es una historia de valentía. Las mujeres de la aldea Umoja son una comunidad fundada en 1990 por Rebecca Lolosoli, quien decidió crear la comunidad como un refugio para mujeres que fueran víctimas de la violencia sexual de los soldados británicos y que no tuvieran un hogar.

Los hombres están prohibidos en esta comunidad y las mujeres sobreviven gracias a un camping para turistas y la venta de joyería realizada por ellas mismas en el centro cultural de Umoja.

Los Bribri

(Centro Cultural Bríbripa)

Esta comunidad esta conformada por más de veinte pueblos indígenas que viven en varias partes de Costa Rica, principalmente en la cordillera de Talamanca. Aquí, cada clan es liderado por la madre y está conformado por una familia muy extensa. Las mujeres son las herederas del patrimonio y tienen la autorización para preparar los rituales sagrados.

Los Akan

(Konstantin Tsvetkov)

Este grupo étnico predomina en Ghana y está divido en clanes, cada clan es fundado por una mujer. Aunque los hombre ocupan algunas posiciones de liderazgo, son las mujeres quienes disfrutan de más poder, riqueza, prestigio e independencia. El nombre correcto de este tipo de sociedad es ginocracia encubierta y es muy recurrente en las sociedades de descendencia matrilineal.