Las mejores lecciones que nos dio Lois en Malcolm

Lois nos dio grande lecciones de vida y nos demostró que si tu mamá te regaña es porque te quiere.
(FOX)

Este día de las madres queremos hablar de una de nuestras mamás favoritas de la cultura popular: Lois, la madre de Malcolm, Dewey, Reese y Francis. ¿Qué sería de Malcom in the Middle si no fuera por los sabios consejos de esta señora?

“Las cosas fáciles no valen la pena y son las difíciles las que llegan con una gran recompensa”, nos dice Lois, pero como las lecciones que le da a sus hijos en la serie son tantas y tan variadas no le vamos a hacer caso a su consejo y vamos a resumirlas en cinco consejos geniales que además nos enseñan a entender más y mejor a nuestras propias madres.

Haré lo que sea para que veas cuanto te amo

Como una buena madre primeriza, Lois no tenía ni idea de cómo criar a su hijo Francis. La vida le enseñó que una madre hará lo que sea para que proteger a sus hijos, incluso traumarlos de por vida.

Sabe lo que te hace mal

Tal vez creas que tu mamá ya te tiene harto con sus cosas de “mamá”, pero si te regaña es porque te conoce bien y sabe lo que te hace mal. Es la razón por la que Lois no deja a Dewey comer dulces.

Los corazones son valiosos

Si van por allí de relación en relación, Lois les tiene algo que decir sobre ser joven y bonita, cuando les encanta volver locos a los chicos y creen que es divertido, luego avanzan y no te importa el daño que les haces. Los corazones son valiosos, ten cuidado con ellos.

Confía en ti

Si alguna vez te has preguntado a quién quiere más tu mamá, si a tus hermanos o hermanas en lugar de a ti, Lois lo tiene muy claro: Sacrificaría al hijo inteligente porque sabe que estará bien y protegería al menos capacitado.

Además, Lois nos enseñó que las mamás son jueces justas y sus decisiones suelen ser las acertadas.

No te dejará desperdiciar tu vida

La mejor lección que Lois Wilkerson le da a sus hijos ocurre en el final de la serie, cuando le prohíbe a Malcom obtener un trabajo que lo hará millonario para seguir su verdadera senda hacia el éxito.

Sólo un consejo. Recuerda que no importa lo que pase, realmente no le vas a ganar en una discusión.