Dragon Ball Super: mangaka explica el simbolismo de Moro y en qué se inspiró para crearlo

No era coincidencia que Moro nos pareciera familiar, y esta es la razón.

Moro se ha convertido en un villano de Dragon Ball Super con una historia interesante que ha dividido a los fans. Conforme el manga se desarrolla mientras esperamos que vuelva el anime, Moro ha revelado sus misteriosos poderes que parecen competir incluso con el de los dioses. Su habilidad de consumir a sus rivales lo hacen rejuvenecer y cambiar de apariencia, y aunque sabemos todos estos detalles no estábamos seguros por qué nos resultaba tan familiar su diseño. Pero el mangaka Toyotaro, ilustrador de DBS, nos reveló por fin en qué se inspiró para crear a Moro y cuál es su verdadero significado.

También te recomendamos: Este es el homenaje de One Piece en Dragon Ball Super que nadie notó

En una entrevista reciente el mangaka Toyotaro nos reveló algunos detalles que no sabíamos sobre Moro de Dragon Ball Super. Por ejemplo que quería que el personaje pareciera “completamente malo” al punto que no hubiera oportunidad de hacer las paces con él.

“Quería que Moro se sintiera completamente malo, como un tipo (como Piccolo Daimao) que pudieras echarle un vistazo y que sintieras que debe ser derrotado. No quería dejar la sensación de que era un villano del que pudieras hacerte aliado después de todo.”

La primera forma de Moro. (Shueisha)

Y para lograr este fin decidieron ilustrarlo inspirado en demonios:

“Para lograr esto, basó el diseño de Moro en demonios occidentales y le puso una capa que recordaba la de la muerte.”

Y no se trata de cualquier demonio, sino del mismísimo Baphomet:

Por supuesto las características como los cuernos y las patas de cabra también se asocian popularmente con Satanás. Muchos prefieren el primer aspecto de Moro, cuando su verdadero poder no había sido revelado y cuando tenía su manto que simulaba el de un moje. Sin embargo cuando su forma perfecta fue revelada nos sorprendió la conexión que tenía con la figura de la muerte, pues para liberar su poder debía consumir a sus oponentes. Así vemos que no solo inspiró su diseño, sino también su poder y atributos.