Sí, había un Caballero del Zodiaco que nació y se entrenó en México.

Durante la primera mitad de los años noventa, con casi siete años de retraso desde su transmisión original en Japón, llegó a México una serie de animación que sería un hito en la televisión nacional: Los Caballeros del Zodiaco (Saint Seiya), sin duda la obra más importante del mangaka Masami Kurumada. A pesar de que la serie comenzó a transmitirse en un horario malísimo (8 a.m. de los sábados), el boca a boca la convirtió en uno de los programas más vistos durante los fines de semana, así que pronto ocupó un horario estelar.

No pasó mucho tiempo antes de que los fans de la serie comenzaran a propagar rumores, muchos de ellos falsos, como la existencia de un anime de La Saga de Hades (que, en ese tiempo, solamente existía en versión manga), pero también otros que tenían una base más solida, como la nacionalidad de los diferentes caballeros (o “santos”) que podíamos ver en la serie.

En los tankōbon (volúmenes recopilatorios) de Saint Seiya se incluían fichas de los personajes en la parte final de cada tomo, en las que podíamos conocer los datos básicos de los diferentes personajes, incluyendo su tipo de sangre, fecha de nacimiento, detalles de su armadura y nacionalidad.

Así pudimos conocer al primer Caballero del Zodiaco de origen mexicano: Dio, de Musca. Se trata de un joven y chaparro (medía 1.60 metros) caballero de 16 años, con un cuerpo parecido al de Cuauhtémoc Blanco, que nació, se entrenó, y ganó su armadura en las peligrosas calles de la Ciudad de México.

el caballero de la mosca, dibujado por el creador de Saint Seiya
Dio es un joven y chaparro caballero de 16 años, que nació y se entrenó en la Ciudad de México.

El santo que defiende la armadura de plata de la constelación de Musca (“mosca”, en latín) es un personaje muy oscuro, y del que apenas se conocen algunos datos. Él, junto con Algethi (Caballero de Herácles) y Sirius (Caballero del Can Mayor), es enviado a Japón para vigilar a Aioria, el Caballero de Leo, al que el santuario ve con desconfianza por ser hermano del traidor Aioros. Aun así, Aioria es encomendado con la misión de matar a todos los caballeros de bronce que protegen a Saori Kido, la reencarnación de la diosa Atenea.

Por su misión, podemos suponer que Dio y sus compañeros son algunos de los caballeros de plata más poderosos, y el mismo Dio menciona que su amigo Algethi es el caballero de plata con mayor fuerza física de todos, incluso más que Misty, el aparente líder de los caballeros de plata. Dio, que sobresale por su enorme nariz aguileña, se revela –junto con sus camarada– en contra de Aioria, al ver que el Caballero de Leo decidió perdonar la vida de Seiya de Pegaso.

Dead End Fly (“Patada Mortal”, en la versión en español) es la técnica especial del Caballero de Musca.

Dio y los otros caballeros de plata manifiestan su odio en contra del Caballero de Pegaso, que los hizo quedar en ridículo al terminar con Misty, por lo que deciden matarlo. Sin embargo, Dio y sus secuaces muestran que el trabajo en equipo no es su fuerte y nunca logran ponerse de acuerdo en quién será el que acabe con la vida de Seiya.

Es aquí donde vemos uno de los pocos momentos importantes en la corta carrera pública de Dio, quien le propina una golpiza (o, mejor dicho, patadiza) a Seiya con su técnica especial Dead End Fly (“Patada Mortal”, en la versión en español), que seguramente era dicha en inglés por ser medio cholo. Lamentablemente, la vida de Dio termina abruptamente cuando la armadura dorada de sagitario se posa en el cuerpo de Seiya, otorgándole un nuevo nivel de poder que estrena destrozando a sus enemigos de un solo golpe.

Aunque el nombre original del Caballero de Musca era Dio, en la versión animada y en las posteriores reediciones del manga, Kurumada decidió cambiarle el nombre a Dios (pronunciado “deios”, en la versión latinoamericana). Además, también cambiaron su color de pelo, de negro a pelirrojo. En lo profundo de nuestro corazón, creemos que en realidad el caballero mexicano tenía un nombre como Diosvado Salinas… o algo parecido.

Ese habría sido el final del Caballero de Musca, de no ser porque en la versión animada Hades lo revivió (junto con Algethi y Sirius) para enfrentar a Shun, el Caballero de Andromeda. Dio volvió a fallar en su misión, pero logró aplicarle su técnica al hombre de las cadenas. Con esto, Dio es uno de los pocos caballeros de plata que peleó con dos de los principales personajes de la serie.

A pesar de que no fue muy memorable su paso por el manga y el anime, Dio nos dejó con muchos misterios por resolver: ¿En qué parte de la Ciudad de México se entrenó? ¿Cuál es su historia? ¿Qué tuvo que hacer para conseguir su armadura de mosca? Misterios que tal vez nunca podamos resolver.

Por cierto, como dato interesante, la constelación de Musca fue descubierta por Pieter Dirkszoon Keyser y Frederick de Houtman en el siglo XVI, y contiene el transiente de rayos X blandos Nova Muscae 1991, un sistema binario formado por una estrella y un agujero negro. Nada mal para nuestro compatriota.

temas