Diablero, la primera serie mexicana de terror fantástico de Netflix acaba de estrenarse en la plataforma y platicamos con su showrunner para que nos contara los detalles.

Diablero

Netflix

En el principio estuvo Operación Bolívar, la novela gráfica de Edgar Clement, después llegó El diablo me obligó la novela de terror pocho de F. G. Haghenbeck, que expande el universo de Clement e introduce nuevos y vivos elementos sobre ángeles y demonios peleando para placer de los humanos. Hoy, este universo alcanza un nuevo peldaño en su evolución con Diablero, la primera serie mexicana de terror fantástico de Netflix.

La serie no cuenta la misma historia que la novela de Haghenbeck, sólo toma lo mejor de sus personajes y los muda de Los Ángeles, California, a la urbe más grande y caótica del mundo, La Ciudad de México. Una mezcla de orígenes tan grandes sólo podía ser posible en una historia como esta.

J.M Cravioto, showrunner y director de Diablero
J.M Cravioto, showrunner y director de Diablero

“En México tenemos una tradición de pensamiento, de religión, de sangre, de idiosincrasia. Venimos de una cultura poderosísima, rica, de una mezcla de tantas cosas que se ha dejado del lado. Y Diablero, si bien no somos puristas y ser 100% a través de las leyendas mexicanas, sí estamos tomando como base mucho del pensamiento de cómo eran los demonios aztecas o como eran sus códigos” nos cuenta José Manuel Cravioto, el showrunner y director de Diablero, con quien platicamos para saber si Diablero es el tan esperado cambio de rumbo de las historias mexicanas, que en la última década han tomado como espada y escudo las narcoseries y las comedias románticas.

Cravioto no niega la cruz de su parroquia, el viene de hacer El Chapo.

“Cuando estuve trabajando en el Chapo con Netflix y vi los proyectos que estaban haciendo le reclamé a un ejecutivo. Le dije que qué lástima que estaban viendo a México como el lugar de las comedias románticas y del melodrama, y que nos estaban encasillando. A los dos meses me hablan y me dicen que si quería hacer Diablero. Les dije me retracto de las palabras que te dije, porque era justo de lo que yo me estaba quejando y me das la oportunidad de entrar y voy a dar todo de mí”.

La serie se centra en las aventuras del padre Ramiro Ventura (Christopher Uckermann), un sacerdote que busca la ayuda del legendario “diablero” o cazador de demonios, Elvis Infante (Horacio García Rojas). Con la ayuda de Nancy (Gisselle Kuri), una joven con poderes, y Keta (Fátima Molina), una enfermera con un doloroso pasado, el cuarteto desatará una serie de eventos que marcará el destino de la humanidad.

Fue la oportunidad de sacar muchas cosas, de sentirse orgulloso de ellas. Los personajes incluso. Horacio Garcia Rojas, el tipo de casting que tenemos que sea un héroe mexicano, con una fisonomía mexicana. Con su hermana Queta que es Fátima, pero a la vez está un güerito como es Christopher Uckermann, o Giselle. Que también somos mexicanos y también somos güeros. O sea, hay esa mezcla. Eso es México y fue una buena oportunidad para demostrarlo- cuenta el showrunner sobre la idea de darle al público mexicano personajes con los que se pudiera identificar- Propuse que se hablara náhuatl al 100% en ciertas partes para que en otras partes del mundo que lo vean digan ¿qué idioma es ese? A bueno, pues en México hay un idioma que existe desde antes de que llegaran los conquistadores que se llama náhuatl”.

Netflix
(Netflix)

Netflix

Una de las cosas más interesantes de Diablero es que muestra otra Ciudad de México. La historia nos lleva más allá de las famosas colonias Condesa, Polanco y Roma, que los cineastas mexicanos se han esforzado (sin éxito) en convertir en Nueva York, muestra la urbe extendida que va desde Milpa Alta hasta Ecatepec. El Valle de México es un personaje más.

“Quería hablar de algo que nadie habla mucho, que son los medios de transporte, por eso viste un taxi amarillo, que ya no tendrías que ver y que importa si no se usa ya, es Diablero. Vamos a tomarnos un poco menos en serio, pues lo permite la serie. (Los personajes van) en el metro, el periférico. Tomamos un lugar como Ecatepec, el teleférico que no es turístico, sino que es un medio de transporte y que la mayoría del crew, cuando fuimos, dijo “no tenemos ni idea de que existía esto”. Yo alguna vez lo vi en una publicidad y se me hizo interesantísimo y era mostrar a la Ciudad de México en otros lugares que no son tan comunes. No en la estampa mexicana”.

De la misma forma la música es otro personaje. Pocas veces se ve en una serie mexicana un soundtrack tan amplio como el de Diablero. Según Cravioto esto se dio por la necesidad de “encontrar un mundo”.

“A mí no me interesaba escuchar cosas que ya escuchamos y que son famosas y que nos la recetan todos los días. Sino encontrar este sub mundo en el cual hay Hip-Hop, hay clásicos que ya no son tan famosos pero podemos retomarlos. La música es importantísima para los personajes y para la vida de la serie”.

Futuro de Café Tacvba es la canción con la que abre la serie, una declaración de Cravioto para el mundo. “Siempre me gustó esa canción, pero siento que habla de Diablero, del futuro, del mal y el bien. Comenzando por eso”, aseguró el director.

Pero no sólo de ciudad y música se nutre la historia, “Puedo decirte que también hay mucha pintura allí de Arturo Rivera, de Daniel Lezama, hay opera mexicana, fotografías metidas, hay películas de género de todos los tiempos. Entonces realmente fue ir encontrando los elementos, la receta como un alquimista” cuenta el Cravioto.

En el segundo capítulo de esta primera temporada aparece un personaje de sobra conocido en el comic nacional, Edgar Clement. Es una especie de caporal de demonios en la arena de pelas clandestinas que hay en Ecatepec. Esto me llamó la atención no sólo porque Clement es el que inició este universo con su novela gráfica de ángeleros, cazadores de ángeles, sino porque nunca antes había visto que se le permitiera hacer un cameo a un autor mexicano como lo hacía Stan Lee en Estados Unidos, por ejemplo.

“Yo soy fan de Operación Bolívar, me encanta la novela gráfica. Entonces no había reparado, por una cuestión de distracción, que El diablo me obligó tenía que ver con Clement porque no vi los agradecimientos. Y de pronto alguien en el departamento de arte me dice ‘¿Oye por qué no involucramos a Edgar Clement con algunos dibujos?’ porque al final el termino diablero y ángeleros, polvo de demonio, polvo de ángel, es algo que ya está en las novelas. ¿Qué hacemos? Y yo dije “invitarlo” Tenemos que hacerle un tributo al maestro Clement. Lo contactamos, platiqué con él. Hizo algunas ilustraciones que salen escondidas (en la serie). Lo invitamos a actuar, tiene una participación muy divertida. Es un tributo a él y al mundo que está proponiendo”.

Diablero es producida por Morena Films. Los productores ejecutivos son Juan Gordon y Pedro Uriol y los directores son J.M Cravioto- quien también es el showrunner- y Rigoberto Castañeda. Los guionistas de la serie de terror incluyen a Pablo Tebar, Verónica Marza, Gibrán Portela, Luis Gamboa, José Rodríguez, Laura Sarmiento y Daniel S. Arranz. Sandra Solares es la directora de producción.
“Ha sido muy difícil, pero de los proyectos más difíciles también llegan las cosas más placenteras”.

Al momento ya vi la mitad de la serie y puedo decirles que ha sido algo muy refrescante para mí. Es diferente a lo que estamos acostumbrados y es probable que le cueste trabajo a más de un espectador, pero el esfuerzo es muy loable y además tener una serie de fantasía y horror mexicana en la plataforma de streaming más grande del mundo es algo que celebrar.

temas