Perros entrenados descubrieron que el actor llevaba cocaína en su equipaje.

Charlie Heaton, una de las estrellas juveniles en ascenso gracias a sus papeles en Stranger Things (Jonathan Byers) y la próxima a estrenarse New Mutants (Cannonball), fue deportado al Reino Unido. De acuerdo con reportes de prensa, durante una revisión de rutina realizada en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, se descubrió que Heaton llevaba cocaína, por lo que se le retuvo en el aeropuerto antes de deportarlo.

Heaton había arribado a Estados Unidos la madrugada del sábado, y su intención era presentarse en una fiesta organizada por Netflix para celebrar el estreno de Stranger Things 2. Los informes indican que la cocaína fue descubierta por perros antinarcóticos del aeropuerto, que alertaron de la droga.

“Cualquier ciudadano extranjero puede no ser admitido en Estados Unidos debido a la comisión de un delito relacionado con la posesión de drogas. Una violación, una conspiración para violar o simplemente un intento de violar la prohibición de sustancia ilegales hace que un extranjero no pueda entrar en los Estados Unidos”, indicó un portavoz de la Aduana de Estados Unidos.

A pesar del delito, el actor nunca fue encarcelado, sólo se le retuvo en el aeropuerto y luego lo pusieron en un vuelo a Londres esa misma noche. Supuestamente, la razón para no proceder legalmente en contra de Heaton fue que la cantidad de cocaína que llevaba era muy pequeña. Por eso, no podían acusarlo de trafico de estupefacientes.

Todavía no se sabe si el incidente afectara futuros viajes de Heaton a Estados Unidos, porque en teoría llevar drogas –así sea para consumo personal– es razón suficiente para prohibir la entrada a Estados Unidos durante años. Si ese es el caso, la participación de Heaton en futuras temporadas de Stranger Things podría verse afectada.

fuente EW

temas