Cómo se creó la NASA, la agencia espacial más grande del mundo

Como todo lo que involucra a Estados Unidos, su creación no fue producto de los buenos deseos para la humanidad
(NASA)

La NASA es, actualmente, la agencia espacial más grande e importante del mundo. Gracias a ella, la exploración y la investigación espacial floreció en todo el mundo gracias a la colaboración que entabló, más allá de cualquier problema políticos, con los organismos de investigación de más países. Sin embargo, como casi toda la ciencia estadounidense, esta tiene una historia turbia, así que hoy te contaremos como se fundó la NASA.

(History)

En medio de las primeras tensiones de la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, el presidente Dwight Eisenhower declaró promulgada la Ley Nacional del Espacio y la Aeronáutica, con la que se creó la NASA como el principal organismo en la búsqueda del desarrollo de tecnologías enfocadas al estudio del espacio.

Con esto se pretendía que una gran parte del presupuesto de los Estados Unidos fuera designado hacia la ciencia y no hacia la carrera armamentista que corría en ese momento para la creación de más armas nucleares en el contexto de la guerra contra la Unión Soviética y sus aliados, que tenían mucho más poder militar.

Sin embargo, todos sus primero proyectos fueron fundados en investigaciones militares de alto calibre que le fueron heredadas para darle un carácter “civil” mientras como el DARPA y las necesidades de la propulsión a chorro para aeronaves de combate.

La presión y la respuesta

Para nadie fue secreto que, en ese momento, esta apresurada creación de una agencia sin precedentes respondía al lanzamiento del satélite Sputnik de la Unión Soviética. Mientras Estados Unidos seguía buscando maneras de infiltrarse por tierra a más países soviéticos, la URSS buscaba controlar el espacio aéreo con la fragilidad de la legislación terrestre, que no tenía ningún tipo de regulación para lo que está fuera de la atmósfera, o lo que podamos considerar como tal.

La realidad es que los proyectos espaciales de Estados Unidos fueron todos un fracaso. Antes de encargarle estos proyectos a un compendio de científicos especializados, toda la función de la carrera espacial recaía en la ingeniería militar, que mostró su ineptitud el 6 de diciembre de 1957 en el lanzamiento del Proyecto Vanguard, mismo que solo pudo levantarse unos metros antes de explotar frente a los ojos de todo el mundo; el siguiente intento, en febrero de 1958, resultó igual.

Esto llevó a Eisenhower a idear una forma de hacer ver que esto era un problema de enfoque y no de tecnología. Nadie dentro de los Estados Unidos iba a aceptar que el gobierno había fracasado y que, realmente, su desarrollo militar era tan ineficiente y atrasado respecto a la URSS.

(Foto: NASA)

En ese momento es que se crea la Ley Nacional del Espacio y la Aeronáutica, como ya te contamos antes. A partir de este momento el control pasó a departamentos científicos de universidades que se especializaban en aeronáutica, física e ingeniería. Los primeros proyectos se dedicaron a resolver los problemas que la ingeniería militar dejó y, sobre todo, asegurar que la siguiente misión, sea cual sea, no explotara enfrente de sus ojos.

El resultado fue favorable y la administración civil de este órgano de Estado probó su valía 11 años después, logrando el alunizaje en 1969 de la mano de pilotos militares en conjunto con un grupo de trabajo totalmente conformado por científicos.

ANUNCIO