Ya sabemos quién será el encargado de la adaptación de Black Hole, la mítica novela gráfica de Charles Burns.

Black Hole es una cosa impresionante. La novela gráfica de culto de Charles Burns trata temas de deseo juvenil con una crueldad y sutileza únicas. Y lo logra a través de un body horror encantador, sensual, maravilloso. Ahora, esta obra maestra del arte secuencial llegará a las pantallas grandes de todo el mundo. Y estamos bien pinche emocionados.

Fuera de que la obra de Burns es simplemente genial, una de las cosas que más nos emociona de esta noticia es la elección del tremendo Rick Famuyiwa para dirigirla. Tal vez este nombre no les suene mucho pero créanme, su última cinta, Dope, es una maravilla que por desgracia pasó desapercibida en México.

La película de Famuyiwa es un poema sobre unos chamacos de secundaria con un refinado gusto por el hip-hop noventero. Después de verse envueltos en un problema de venta de drogas, acaban sorteando lo malandro de su barrio para salir adelante con sus pasiones.

Rick Famuyiwa, el director de Dope, será el encargado de llevar Black Hole a la pantalla grande.

Black-Hole-Director-Adaptación-Rick-Famuyiwa

Fuera del argumento de superación, Dope mostró la sensibilidad como director de Famuyiwa, además de comprobar su enorme capacidad para sacar grandes actuaciones de adolescentes, en apariencia, enajenados.

Por todo esto, la elección de este director parece bastante acertada. Aunque no nos podemos emocionar demasiado: el proyecto apenas comienza y todavía debe sortear todos los infiernos de producción hollywoodense.

La historia de Black Hole se emplaza en los años setenta y gira alrededor de un grupo de estudiantes de secundaria y prepa, que comienzan a contagiarse por un bicho de transmisión sexual que los deforma de maneras cada vez más extrañas. Te puede tocar una sexy cola de perro… o puedes acabar convirtiéndote en algo verdaderamente repugnante.

En Black Hole un grupo de jóvenes se contagia de una enfermedad de transmisión sexual que los deforma.

Aquí, el deseo deja una mancha, la mancilla, una marca visible que crea parias y rompe relaciones. El sexo es otro tabú observado que empuja a la juventud lejos de una sociedad trabada con la normalidad en una hermosa lectura gringa.

Esperemos que Famuyiwa logre hacer una buena adaptación de la novela gráfica y que se le siga dando el lugar de culto que se merece la gran obra de Charles Burns. Si quieren leer más sobre esta maravillosa novela gráfica, acá les dejamos un artículo más clavado para apaciguar la espera.

fuente The Hollywood Reporter

temas