Canciones de anime para dedicar este 14 de febrero

El amor tiene varias formas de expresión. La música es una de ellas y si eres friki, geek u otaku, puedes dedicar estas canciones.
(Ghibli)

Oh, el amor. Ese sentimiento que cada 14 de febrero se celebra y se aprovecha para ser cursi o maldecir la mala suerte en el amor. Una buena manera para hacer cualquiera de las dos cosas es la música. Como dijera Víctor Hugo: “La música expresa lo que no puede ser dicho y aquello sobre lo que es imposible permanecer en silencio.” Así que, aquí les dejamos estas canciones para que se las dediquen a su media naranja… o simplemente para que pasen el día acompañados de buena música.

Howl’s Moving Castle – Theme song (Merry go round)

El maestro Joe Hisaishi nos regaló un gran soundtrack para esta joya del Studio Ghibli. Este tema en particular está cargado de emociones y sentimientos.  Se percibe las influencias de Strauss y Debussy en este tema que es un vals que podrían bailar al final de una cena romántica.

Your Name – Kataware doki

Uno de los grandes fenómenos del anime de los últimos tiempos fue Your Name. Esta canción ejemplifica perfectamente el espíritu de la película. Una canción cargada de sentimientos y que es perfecta para pasar un buen rato con la persona amada.

Neon Genesis Evangelion – Fly me to the moon

Sí, esta canción es un cover del tema original de Bart Howard que fue compuesto en 1954, y que se hizo famosa gracias a Peggy Lee, Nat King Colre, Frank Sinatra, entre otros. Sin embargo, mucha de su popularidad en la comunidad geek, u otaku, se la debemos a Evangelion. Sobre todo porque se nos presentó en más de 20 versiones diferentes al ser el ending del anime de 1995. Aquí dejamos la última versión interpretada por Utada Hikaru. 

Robotech – To be in love

Full retro. Una canción que es símbolo de Robotech, interpretado por Reba West. Canción que le dio la fama a Min Mei en Macross y que terminó por ser uno de los temas románticos de este anime de los 80s. Una letra algo cursi que trata de explicar lo que es estar enamorado.

The Vision of Escaflowne – Yakusoku Wa Iranai

Escaflowne fue un anime de los años 90 que tiene un soundtrack espectacular, cortesía de Yoko Kanno. El opening, interpretado por Maaya Sakamoto, nos habla de lo que es amar desinteresadamente. El arreglo y las gaitas le dan el toque perfecto.

Tsubasa Reservoir Chronicles – If you are my love

Sakura y Syaoran son una de las parejas favoritas del mundo del anime. En Tsubasa Reservoir Chronicles, CLAMP nos regaló esta historia que es un crossover masivo de sus personajes, haciendo a los personajes de Card Captor Sakura sus protagonistas. La trama es algo compleja, pero básicamente Syaoran tiene que buscar unas plumas que son los recuerdos de Sakura. Esta canción es agridulce, porque habla del dolor de haber perdido del recuerdo de la persona amada, pero a la vez tiene la esperanza del reencuentro.

Naruto – Sadness / Sorrow

Sí, sí, es un canción que hasta en el título habla de dolor y de tristeza. No obstante, el amor no siempre es una experiencia bonita. El amor también implica sufrimiento y dolor. El amor también ese acaba y a veces recordar nos pone nostálgicos o nos lastima. Así que esta canción de Naruto ejemplifica con música lo que es un corazón roto.

Romeo x Juliet – You raise me up

Otro cover que fue adaptado y usado en el mundo del anime. En esta ocasión, Romeo x Juliet usó la canción de Secret Garden como parte fundamental de su trama. Usando la idea de la tragedia de Shakespeare, en esta versión, nuestros amantes tienen que luchar contra algo más que el odio latente que existe entre sus familiar. Y esta canción habla de como el amor que se tienen los fortalece para luchar contra la adversidad.

Cowboy Bebop – Adieu

Otra más para los corazones rotos en proceso de sanación. Cowboy Bebop es un anime que tiene un soundtrack extraordinario. Variedad de géneros entre los que se destaca el jazz, el blues y, como indica su título, el bebop. Esta canción en particular habla de un amor que no pudo ser por diferentes factores. Una buena copa de vino y esta canción para recordar y superar el dolor.

InuYasha – Dearest

El triángulo amoroso entre Inuyasha, Kikyio y Kagome (Aome en este lado del mundo) se solucionó hasta los últimos tomos del manga y en Kanketsu-Hen. Dearest es una canción que describe a la perfección la relación entre nuestro protagonista y la sacerdotisa. Lo que pudo ser, pero no fue.

Saint Seiya – Chikyuugi

Esta canción aparece aquí porque en español se le tituló Amor Inmortal y se adaptó la letra algo así: “¿Acaso existirá un amor inmortal? Por el mundo estará y lo voy a encontrar.” Una canción esperanzadora para uno de los animes más queridos en Latinoamérica.

Spirited Away – Always with me

Otra vez aparece Joe Hisaishi. Este tema es precioso. El piano está cargado de dulzura, de paz, de ese sentimiento que da el primera amor. Una belleza.

Your lie in April – Liebesleid

Shigatsu wa Kimi no Uso o Your Lie in April es un anime que nos estrujó el kokorito. Una bellísima (y triste) historia, llena de música. Liebesleid (Pena de Amor), forma parte de la trilogía de Fritz Kreisler llamada Alt-Wiener Tanzweisen (Viejas Canciones Vienesas). Esta bellísima pieza fue interpretada a dúo por nuestros protagonistas  y es una pieza que no puede faltar en este San Valentín.

5 centimeters per second – One more time, one more second

Otra gran película de anime del año 2007. Esta canción habla del deseo de reencontrarse con la persona especial en tu vida tras una separación. Habla de esperanza, de nostalgia y de deseo. Ideal para aquellos que por alguna razón no están juntos pero desean estarlo.

Macross Frontier – Diamond Crevasse

Me declaro fan de la música de Yoko Kanno y Macross Frontier es una muestra del por qué. Grandes canciones de j-pop, terriblemente pegajosas pero también canciones tan bellas y profundas como ésta. “Aisureba koso i areba koso.”  “Te amo, luego existo.” La interpretación de May’n es espectacular.

BONUS

Card Captor Sakura – Catch me, catch you

No podía faltar. Una canción que marcó la infancia, pubertad y adolescencia de muchos de nosotros. No hay mucho que agregar. Un clásico.