El icónico animal podría desaparecer en los próximos años.

El burro es uno de los animales más icónicos de México, prueba de ello es la incontable cantidad de chistes locales protagonizados por el noble animal de carga, ser la mascota oficial del IPN (una de las instituciones educativas más importantes de nuestro país) o incluso el aspecto del ya no tan famoso Pepe Trueno, el burrito mexicano que acompañaba a Tiro Loco McGraw en sus aventuras.

Lamentablemente, National Geographic y la agencia ID (Investigación y Desarrollo) anunciaron que el burro mexicano se encuentra en peligro de extinción. De acuerdo con la información, en los últimos 25 años la población de asnos mexicanos se ha reducido enormemente, pasando de tener 1.5 millones de burros a solamente medio millón, es decir, solo queda un tercio de los burros que teníamos en 1991.

La principal razón detrás de la extinción del burro mexicano es el cambio tecnológico en las labores agrícolas, debido a que en nuestro país el burro seguía siendo usado principalmente como una bestia de carga y medio de transporte. Ahora que su trabajo es realizado por autos, incluso en poblaciones de bajos recursos, los propietarios han perdido interés en reproducir a los burritos, que requieren una inversión de aproximadamente de 350 pesos al mes en alimento, y un gasto extra en atención médica, y otros cuidados. De igual forma, los gobiernos locales no se han preocupado por proteger al noble animal.

Donald Trompas, un burro político de la Feria del Burro de Otumba

El burro, uno de los animales más resistentes (que puede cargar en su lomo hasta 4 veces su peso), es protegido con santuarios en varios países europeos, pero en Latinoamérica no se le ha brindado la misma protección, con la excepción del famoso Otumba, un municipio del Estado de México que ha tomado al burro como su símbolo, y ha dado forma desde hace años al Feria Nacional del Burro (donde cada Mayo se pueden ver a Burros disfrazados pasear por la calle) y Burrolandia, un pequeño santuario para estos hermosos animales.

A pesar del interés de Otumba, oficialmente la mayor población de burros en México se encuentra en Guerrero, con 93,057 burros registrados, seguido por Oaxaca, con 71, 077 burros; Puebla, con 63,031; Veracruz, 46,357; Estado de México, 41,054 y Guanajuato, con 31,802.  Por el contrario, los estados con menos burros son Yucatán, con sólo 45; Campeche, con 118, y la Ciudad de México, con únicamente 303 burros registrados.

vía ID

fuente National Geographic

temas