5 escenas clave del final de temporada de Game of Thrones

El final de la séptima temporada de Juego de Tronos confirmó mucho de lo que ya sabíamos.

Estas últimas siete semanas han pasado como agua y parece que apenas fue ayer cuando vimos a Arya desprenderse del rostro de Walder Frey –el asesino de Rob y Catelyn Stark–, pero lo cierto es que la última temporada de Game of Thrones ha terminado por resolver muchas dudas, poniendo fin a personajes deleznables y consumando amores templados bajo el rasgo de la nobleza.

Por fin, los buenos están con los buenos, incluso los que se pensaban malos, y si bien Cersei no es un caminante blanco, nos demostró cuán malvada puede ser, anteponiendo el Trono de Hierro, incluso, sobre el amor.

Y aunque el título del capítulo “El dragón y el Lobo” parecían decirlo todo, hay algunas cosas que cabe destacar del último episodio de la séptima temporada de Game of Thrones. Por eso elegimos algunas escenas clave del capítulo final: momentos que seguramente servirán como alfombra de entrada para la próxima temporada.

(Desde luego, todo lo que sigue a continuación es una lluvia de spoilers).

1. La reunión

Todos pensamos que algo caótico y horrible pasaría durante la reunión de Cersei con Jon y Daenerys, pero si algo aprendimos de esto es que la palabra de Snow es inquebrantable. La escena nos permitió apreciar la majestuosa entrada de Khaleesi a bordo de Drogon, el temple de Jon Snow, la perspicacia de Tyrion y la aparente astucia de Cersei; pues luego de comprobar la existencia de los white walkers, asegura a Daenerys y compañía que sus fuerzas apoyarán durante la lucha en la Gran Guerra. Sin embargo, nada es más lejano de la realidad.

2. Adiós, Littlefinger

Siendo justos, pensamos que las argucias de Petyr Baelish le permitirían sobrevivir hasta que consiguiera ver al siguiente sucesor en el Trono de Hierro. Incluso, pensamos que Sansa sucumbía ante la astucia de Littlefinger, pero el último episodio nos demostró que, en esta ocasión, el burlador resultó burlado. En un juicio sumario, Lady Winterfell lo interroga para demostrar su deslealtad, le demuestra todos sus crímenes cometidos a lo largo de las siete temporadas y, junto con Bran (que lo ve casi todo), le recuerda que le mintió a Catelyn Stark cuando le dijo que fue la daga de Tyrion la que atravesó a Ned Stark y no la suya. Desde luego, sólo Arya podía dar el golpe definitivo. Así, los hermanos Stark terminaron con la vida de Baelish, posiblemente uno de los mejores personajes de la serie y sin cuya presencia, no se hubiera urdido gran parte de la trama.

3. Jaime Lannister deja a Cersei

Jaime Lannister es uno de los personajes que, a pesar de ser un cabrón, se ganó nuestro corazón por la forma en la que fue madurando dentro de la trama. Por eso nos alegró verlo enfrentarse por fin a su hermana Cersei, tras descubrir que había engañado a todos en la reunión con Jon y Daenerys, ya que su intención nunca fue la de ayudar. Cuando Euron huye en la junta, en realidad va por tropas a Essos, y Jaime se siente traicionado porque su hermana pactó en secreto con el pirata Greyjoy. Cuando Jaime le dice a Cersei que entre en razón, ella insiste en la idea de que el trono pertenece a su futuro vástago. Al no poder cumplir con su palabra, Jamie le pide a Cersei que lo mate. Ella le da la orden a La Montaña, pero el asesinato no se lleva a cabo. En cambio, Jaime huye desterrado y con el corazón roto a quién sabe dónde… pero suponemos que es al lado de los buenos.

4. ¿Bran no lo puede ver todo?

Supuestamente, Bran puede ver el pasado y el presente en todos lados. Sin embargo, es sólo cuando aparece Sam y le dice que un Septón casó en secreto a Rhaegar Targaryen y Lynna Stark, que Bran puede acceder a esa parte de la historia de los Siete Reinos. Porque hasta antes eso, el joven Stark pensaba que en realidad Jon Snow era un bastardo Targaryen. Entonces la pregunta queda en el aire: ¿Bran realmente puede ver todo en el presente y pasado? No estamos seguros. Quizás la explicación sea que primero necesita ser consciente de la existencia de un hecho histórico antes de poder verlo con sus ojos de Cuervo.

5. Theon Greyjoy recupera su… valor

Sabemos que Greyjoy es un castrado, no sólo a nivel físico, también a nivel emocional: su hermana era la fuerte, el orgullo de su padre; mientras que él sólo era un chiquillo berrinchudo y prepotente. Pero en el último capítulo, gracias a una patada en sus inexistentes testículos, Theon recupera las agallas y está dispuesto a hacer frente a su tío Euron para rescatar a Yara.

6. Jon Snow y Daenerys consuman su amor

Seré breve: era una cosa que se veía venir casi desde el inicio de la temporada, pero aun así a muchos fans les dio gusto que por fin se consumara este amor. Aunque lo cierto es que los rostros de ambos durante la escena pasional es un poco desconcertante, pues nos da la sensación de que saben que algo están haciendo mal. Y cómo no, si gracias a una visión de Bran se confirmó que Daenerys es la tía de Jon Snow, cuyo verdadero nombre es Aegon Targaryen, el legítimo sucesor al Trono. Dejando fuera el tema del incesto (algo que, como ya sabemos, les importa poco a los Targaryen), lo importante será ver qué pasa cuando la tía Daenerys se entere de que no está destinada a gobernar sobre los Siete Reinos.

7. La caída del muro

Cuando al final del sexto capítulo de esta temporada vimos emerger del hielo a Viserion convertido en un dragón blanco, sabíamos que la Larga Noche podría caer sobre Westeros mucho más pronto que tarde. Ahora, en este capítulo, no sólo vemos a los caminantes frente al muro, sino al Rey de la Noche montado sobre Viserion, lanzando fuego azul y derrumbando la gran muralla de hielo, esa que Brandon “El constructor” mandara a erigir muchos años atrás para proteger los siete reinos de los caminantes blancos. Y apenas vimos una probadita del asolador fuego del dragón revivido.

***

Sin duda, este episodio cumplió con las expectativas de muchos fans y la historia ya promete ser más complaciente con la idea de que los buenos deben ganar. Aunque quién sabe, después de todo no deja de ser Game of Thrones. Ahora tendremos que esperar un “largo y árido invierno” hasta que la octava y última temporada ate todos los cabos y nos muestre el final de esta telenovela llena de conspiraciones, amor y traiciones.

temas