Más de 20 momias de Guanajuato habrían desaparecido de la colección más grande del mundo

Los encargados del museo denunciaron una mala gestión por parte del estado que habría ocasionado el extravío de las momias.
(ReyungCho)

Durante la pandemia de COVID-19 la mayoría de los recintos culturales del país se han mantenido cerrados al público, y aunque no se reportaron problemas durante la contingencia, están saliendo a la luz nuevos informes que indican irregularidades en el Museo de las Momias de Guanajuato que habrían provocado la desaparición de 22 ejemplares en la colección de momias naturales más grande del mundo. Además los encargados del museo reportaron una administración deficiente por parte de los directivos y falta de presupuesto.

La promotora cultural del Museo de las Momias de Guanajuato Paloma Reyes Lacayo acudió a instituciones públicas e internacionales para denunciar la pobre administración del museo. Pidió la intervención del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), luego de que 22 momias desaparecieran del museo. De los 117 ejemplares registrados en inventario tan solo se habría podido verificar la existencia de 95 momias.

En un documento Reyes Lacayo denuncia:

“Recurro a su investidura para denunciar el desconocimiento, la negligencia e irresponsabilidad en la gestión del Museo de las Momias de Guanajuato por la propia autoridad municipal, lo que hoy pone en riesgo el patrimonio cultural, consistente en la colección de momias naturales más grande del mundo (117 elementos momificados, incluidas 4 cabezas, 2 fetos y 111 cuerpos femeninos y masculinos extraídas del Panteón Municipal de Santa Paula).”

Además detalló que las momias suelen exponerse en ferias y festivales de carácter no cultural sin ningún tipo de medidas de conservación en diferentes partes del norte del país como Nuevo León y Zacatecas. “Se carece de un diagnóstico del estado de conservación y de un protocolo para su exhibición, resguardo, conservación, manejo y transporte” escribió Reyes.

Por otra parte denunciaron una falta de presupuesto para la administración del recinto cultural. A pesar de que el año pasado el precio del boleto para adultos subió de 60 a 85 pesos el Museo de las Momias solo recibe un 10% de los ingresos generados. De los 38 millones de pesos obtenidos durante 2019 solo 2.5 millones fueron destinados al museo.