En una conferencia en España, el premio Nobel de Química del 2009 habló de los alimentos transgénicos y su importancia en el mundo.

Venkatraman Ramakrishnan, premio Nobel de Química de 2009 por el descubrimiento de la estructura del ribosoma y actual presidente de la Royal Society, se presentó en el congreso anual de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular para dar una conferencia. Durante ésta tocó, entre otros temas, los alimentos transgénicos.

Ramakrishnan, de origen indio y con nacionalidad británica y estadounidense, considera que la división que existe entre científicos y ciudadanos se debe de diluir, los científicos se deben de involucrar, pues cuando una población no acaba de comprender una tecnología, es cuando surge la preocupación. Es por eso mismo, dice Ramakrishnan, que la población no sabe que durante siglos se ha hecho manipulación genética.

Antes, la manipulación era de manera aleatoria (con diferentes cepas, escogiendo los rasgos más benéficos), sin embargo, con las tecnologías de hoy, la manipulación es más precisa y dirigida: “Te enfocas en un gen y sabes exactamente lo que estás haciendo. Así que de alguna manera podríamos pensar que así hay más control que de la forma tradicional.”

“Para alguien como yo, que ha crecido en India, estas resistencias se ven como una cosa de gente que nunca ha conocido el hambre. Le dicen a los países pobres: seguid con hambre.” dijo el premio Nobel (quien habla perfecto español). Él considera que este tipo de objeciones son un lujo, pues los que manifiestan esas resistencias saben que en Europa hay mucha comida.

Sin embargo, como señala el presidente de Royal Society, los alimentos transgénicos pueden hacer una diferencia en una hambruna. Por ejemplo, si se manipula el arroz dorado con más resistencia a la sequía, con más nutrientes o vitamina A, se puede solucionar más fácilmente una situación, como la ceguera infantil.

Sin embargo, Ramakrishnan está consciente que cualquier tipo de manipulación se debe de hacer con cuidado, se deben de tomar medidas de seguridad: “Tienen que existir reglas generales adecuadas, como con las nuevas medicinas. Con cada nueva tecnología tenemos que poner en la balanza la seguridad y los beneficios.” Sin embargo, el premio Nobel declaró que apenas se empiezan a entender los beneficios de los alimentos modificados genéticamente.

Como ocurre con las farmacéuticas, hay que saber cuál es el problema. Ramakrishnan dice que finalmente también existe una resistencia muy dura contra empresas multinacionales. Mucha gente está contra éstas. En México podemos pensar en Monsanto. Sin embargo, el premio Nobel considera que en realidad la manipulación genética de alimentos no está monopolizada, pues es una tecnología en la que pueden invertir los gobiernos locales y organizaciones no lucrativas. “Depende de nosotros utilizarlas.” dijo durante la conferencia Ramakrishnan.

La conferencia fue larga, y toca otros temas. Si les interesa leer más sobre lo que este premio Nobel comentó durante su ponencia, échenle un ojo por aquí.

fuente El País

temas