Star Wars: los jedi con vida amorosa que traicionaron su religión

Todos estos jedi traicionaron el código jedi para tener romances y parejas, porque si algo distingue a estos en Star Wars es ser hipócritas
Fuente: Lucasfilm

La religión jedi, además de ser conservadora, tuvo en sus filas un sinfín de hipócritas que desdeñaron todo aquello que sale de su dogma a pesar de hacerlo ellos mismos. Estos son los jedis que tuvieron vida amorosa y que la pusieron, porque en fin la hipotenusa.

Fuente: Lucasfilm

Los jedi, al iniciarse dentro de su adiestramiento, tienen que aceptar y cumplir el Código Jedi, que son ni más ni menos que una serie de mandamientos que rigen su vida y los cuales están obligados a seguir para el dominio de la fuerza (según los viejos canones).

Dentro de ellos hay cosas muy confusas como “dominar el derrotismo” o “no ser curioso”, pero también otras muy determinantes como el hecho de no poder tener pareja. Sin embargo, todos estos jedi tuvieron sus amores y, además, siguieron siendo jedis respetados (menos Anakin, al único que sí le aplicaron todo el peso de la ley) en Star Wars.

Bastila Shan

Bastila Shan fue una jedi legendaria de los tiempos de la antigua república. Su leyenda, así como su historia, fueron canonizadas y descanonizadas en muchas ocasiones, pero eso no quita que la viéramos sucumbir al lado oscuro y a los brazos de Revan, otro jedi legendario, conocido por haber sido un sith, también.

Fuente: Capital Games

Revan

Revan fue un jedi y sith complicado. Recibió entrenamiento jedi y después se volvió un sith… pero después volvió a ser un jedi. Es evidente que él se caga sobre el código jedi y no le importa ni lo más mínimo lo que digan sus códigos sobre cómo tiene que comportarse. Tal vez eso fue lo que lo llevó a dejarse caer también en el romance con Bastila Shan.

Fuente: Capital Games

Quinlan Vos

Quinlan Vos, el maestro jedi encubierto entre los separatistas, fue todo un pillo a pesar de ser uno de los más grandes pilares del consejo durante las guerras clónicas. Él, primero como maestro, tuvo un romance con su padawan Shyla, aunque esto se terminó tan pronto como puedes decir “midiclorianos”. Sin embargo, no conforme con eso, después tuvo una relación con Asajj Ventres mientras trabajaba buscando derrotar a Dooku.

Fuente: Lucasflim

Qui Gon Jinn

Qui Gon Jinn fue interpretado por Liam Neeson con mucha razón y sentido, y es que este es uno de los jedi más rebeldes y críticos del propio consejo y código de conducta de esta religión. Él mismo no creía en que la fuerza fuera un asunto de blanco y megro, pero no solo eso, sino que también se opuso a muchas decisiones que el consejo daba y por ello, no es de sorprenderse que tuviera sus romances.

Fuente: Lucasfilm

Siri Tachi

Siri Tachi fue la padawan de Adi Gallia y sirvió en muchísimas misiones junto a Obi Wan Kenobi, maestro jedi con el que desarrolló un apego… importante. Sin embargo, esta murió durante una de esas misiones, antes de que pudieran traicionar con todas sus letras al código jedi.

Fuente: Lucasfilm

Obi Wan Kenobi

Obi Wan Kenobi fue uno de los principales críticos de Anakin. Al ser su maestro se sintió en total posesión de las decisiones de su alumno, a pesar de que ni él mismo pudiera cumplirlo como le exigía. Además de su romance con Siri Tachi, también tenías sus cosas con la duquesa Satine, líder del movimiento pacifista de Mandalore. Nuevamente, esta historia de amor termina con muertes y con Obi Wan reclamándole a Annie lo mismo que él hacía.

Fuente: Lucasflim

Anakin Skywalker

Bueno, toda la segunda trilogía se trata de él simpeándole a Padme hasta que tienen dos bebecitos y se transforma al lado oscuro.

Fuente: Lucasfilm

Luke Skywalker

Primero trató de ligarse a su hermana y en el universo expandido tuvo hijos, aunque después los descanonizaron y se convirtió en un maravilloso ermitaño que renegaba de la religión jedi y su hipocresía. Según el mismísimo Mark Hamill, Luke no murió virgen, así que ya depende de ti cómo llenas ese vacío.

Fuente: Disney

Rey

Su romance es el más patético de todo Star Wars, pero existió gracias a la magia de los plot twists innecesarios de JJ Abrahams.

Fuente: Disney

***

The Last Jedi expuso todas las contradicciones e hipocresías de los jedi y es por eso que la mayoría la odia