Estas son las 10 series favoritas del staff de Código Espagueti en 2021

Maratonear series en el home office ha sido nuestra forma favorita de sobrevivir al encierro.
¿Cuál serie te quito más horas de sueño en 2021? | Imagen: Marvel Studios, Especial, Netflix

Parece que cada 15 días aparece un nuevo servicio de streaming listo para sumarse a nuestro estado de cuenta y descontarnos una buena tajada a cambio de series exclusivas y revivals de programas clásicos. Así que sí, 2021 fue un año lleno de estrenos, con series que sorprendieron a prácticamente todo el mundo y una despiadada tanda de superhéroes que parece nunca conocerán su final.

Desde Netflix, hasta los recién estrenados HBO Max y Disney+, hemos recopilado nuestras 10 series favoritas de 2021 para que tengas buenas opciones para maratonear durante las fiestas. Es muy probable que ya hayas visto alguna, pero nunca está de más volver a ese lugar que te hizo feliz durante un año lleno de incertidumbre, pandemia y pagos mensuales.

10. Acapulco (Apple TV+)

Es posible que Eugenio Derdez no sea el mejor ejemplo para describir a un comediante, y que su película Cómo ser un Latin Lover tampoco sea digna de ser recordada -más allá de la programación en Golden-, pero es justo por eso que su serie Acapulco para Apple TV+ merece la pena ver. ¿Cuántas veces en la historia podremos decir que Eugenio Derbez hizo algo bien?

Ambientada en los años dorados de las icónicas playas de Acapulco, la nueva serie de Derbez narra los orígenes de su patético personaje de Máximo Gallardo antes de convertirse en un frívolo gigoló. En Acapulco no es un bribón que busca aprovecharse de mujeres solitarias para quedarse con su dinero, sino un chavito más o menos noble que trabaja en un lujoso hotel para mejorarle la vida a su familia. La historia es auténtica, pero Derbez se ha establecido, por ahora, como un gran narrador gracias a Acapulco. – Julio Colín

9. What if…? (Disney +)

Marvel pretende seguir en el trono, y no solo con sus películas. A través de Disney+, Marvel Studios ha estrenado producciones originales durante todo el año,  y una de ellas nos ha mostrado cosas muy diferentes a las que conocemos… nos hizo ver las infinitas posibilidades del multiverso. Iron Man lejos de ser un héroe, Thanos derrotado por sus Gemas del Infinito o una mujer como la Capitana América. What If…? llegó para hacernos ver otro tipo de historias, las posibilidades que existen dentro de un universo y qué pasaría si hubieran pequeños cambios.

Toda la serie se mueve bajo la premisa de un “giro de tuerca” en la historia de las películas que han destrozado la taquilla durante los últimos años, desatando la pregunta que da título a cada historia: ¿Qué pasaría… si no existieran Los Vengadores? o¿Qué pasaría si… el Doctor Strange perdiera el corazón en lugar de sus manos? Una producción interesante que hace realidad las historias que solo estaban en nuestra imaginación. Y también, un punto de partida clave para expandir al MCU de forma que no hubiéramos pensado hace algunos años. – Samantha Guerrero

8. Cobra Kai 3 (Netflix)

Los revival o las secuelas de películas clásicas nunca salen nada bien, pero de alguna manera la serie de Cobra Kai ha conseguido respetar la leyenda del Karate Kid y, de paso, seguir expandiendo el mito de Cobra Kai y Miyagi Do.

Mientras reflexionaba la razón por la cuál la tercera temporada de Cobra Kai merecía estar en nuestra lista de lo mejor del año, entendí que ha sido por una mera experiencia personal que no me trae muy buenos recuerdos. Cobra Kai, al igual que Karate Kid, retrata mejor que cualquier otra cosa la extraña relación que podría existir entre un maestro de artes marciales y su inocente alumno.

Ningún otro maestro ha tenido tanto impacto en mi vida como mi senséi de karate -que fue asesinado durante un asalto sin poder defenderse-. Cobra Kai es, al menos para mi, sinónimo de extraños recuerdos, como todos aquellos gritos de mi maestro exigiéndome más de lo que mi cuerpo podía dar o la vez que (accidentalmente) le arruiné el rostro a un niño . No permitas que tus hijos aprendan karate. – Julio Colín

7. Loki (Disney+)

Durante años, el Dios de las Mentiras no había pasado más allá de ser el villano en turno para Los Vengadores o el antihéroe que nos sacaba un par de sonrisas con sus ocurrencias a lado de Thor. Sin embargo, Loki vino a cambiar al personaje por completo, aprovechando al máximo las capacidades actorales de Tom Hiddleston. De esta manera, el personaje nórdico no solo sufrió un proceso de redención a nuestros ojos, sino que se desarrolló como no lo había hecho en más de diez años.

Loki funcionó como un punto de quiebre en todo el MCU, algo que no nos esperábamos de una obra de tan bajo presupuesto en comparación al estratosférico presupuesto de producciones como Avengers: Endgame. Puede que hoy esta comparación parezca baladí, pues en apariencia Loki no desplegó una épica superheroica como lo hizo la película de Los Vengadores. No obstante, lo que hizo esta serie fue dar origen al Multiverso de Marvel Studios, y con seguridad será mirada en el futuro como el origen de muchísimos de los eventos que presenciaremos en los próximos años.

Finalmente, vale la pena mencionar la visibilidad que en esta obra se le ha hecho a la comunidad LGBTQ+. Muchos hablan de “incursión forzada”, porque para muchos una persona gay o una persona trans son humanos completamente alejados de su realidad. Pero eso no quiere decir que no existan, y aunque las referencias de Loki fueron ciertamente tímidas, celebro que al fin se comience a visibilizar la diversidad que sí existe y que es tan necesaria para el desarrollo de nuestra propia humanidad. Por eso y más, Loki es de lo mejor de este 2021. – Jesús Zamora

6. El Juego del Calamar (Netflix)

Ninguna serie coreana se había apoderado tan rápido del entretenimiento como El Juego del Calamar. En un principio creímos que era un concepto muy parecido a los Juegos del Hambre o Battle Royale. Sin embargo, la serie es todavía más siniestra, y apuesta por mostrar la crueldad que guarda el ser humano, tanto para los que desean acabar con todas sus deudas y reiniciar su vida en un concurso de vida o muerte, y, principalmente, por el grupo de privilegiados que ofrece una “salida fácil” a los más pobres, solo para deleitarse con un salvaje baño de sangre.

Squid Game nos mostró una oscura combinación de nostalgia y poder, donde ese privilegiado 1% que controla al mundo se divierte sometiendo a los menos privilegiados, quienes harán todo lo posible por conseguir un fajo de billetes. Ese mismo voyerismo hizo de la serie un éxito sin precedentes en Netflix, pues la audiencia consiguió el compromiso más grande que puede entregarnos el entretenimiento: ¿Qué haría yo si estuviera en esa situación? La crítica social que sostiene los 9 episodios rápidamente se transformó en disfraces de Halloween, retos virales y memes de Internet. Una vez más… ganó el dinero. – César Ovando

5. Mare of Easttown (HBO Max)

Mare of Easttown no es una serie más del montón del género policiaco. Me atrevo a decir que establece un cambio de paradigma para el género. Mare (Kate Winslet) es una detective de un pequeño pueblo de Pensilvania que investiga el crimen de una adolescente muerta. Pero la vida de Mare también lo está, y su cuerpo y apariencia es la metáfora perfecta de su decadente vida.

Kate Winslet no es intachable como Mariska Hargitay en la Ley y el Orden ni tampoco se ve tan aseada como Jonathan Groff en Mindhunter, sino todo lo contrario: es incorregible y luce terrible. Mare of Easttown retrata hasta los huesos las imperfecciones de una detective que trata de reivindicarse y eso, al menos para mi, ha sido hermoso. Si alguna vez HBO intentara revivir de alguna forma el personaje -después de su serie limitada de siete episodios- estaría cometiendo una especie de pecado. – Julio Colín

4. WandaVision (Disney+)

Marvel Studios puede ser señalado por cientos de defectos, pero creo sinceramente que respeta a su audiencia más longeva, y sobre todo a los que han crecido al mismo tiempo que el MCU desde la primera Iron Man en 2008. WandaVision fue el primer proyecto televisivo a cargo de Kevin Feige para la expansión del Universo Cinematográfico de Marvel en televisión a través de Disney+. Un experimento inspirado por la combinación de dos historias en papel bastante siniestras: Vision de Tom King y House of M de Brian Michael Bendis. Sin embargo, su génesis parece responder al momento más triste de los últimos años: el luto por los que perdimos en la pandemia.

WandaVision habla sobre el duelo y lo difícil que es salir adelante después de perder a las personas que más quieres. WandaVision es una serie que oculta su tristeza en los enormes diálogos de un Vision atrapado en los cincuenta o en la bella dinámica semanal de homenajear una serie de televisión clásica. WandaVision es es mucho más madura de lo que podíamos pensar tras sus primeros dos episodios. Y sí, su dramático y emocionante final solo responde al hambre de Marvel por desarrollar más y más historias en el cine y la televisión, pero su desarrollo fue la mejor forma de darnos cuenta que la vida continúa a pesar de que lo hemos perdido todo en el capítulo anterior. – César Ovando

3. Invincible (Prime Video)

Mientras que al ver la serie de What If…? uno podría decir: “hum, ta bonita”, Invincible es una patada en las gónadas sin un ápice de censura. Sin embargo, no creo que Invincible, basada en el cómic hómonimo de Robert Kirkman, sea memorable por toda la violencia a la que recurre sino porque también explora temas tan complejos como la paternidad.

¿Puede un alienígena con superpoderes ser un buen padre? Invincible tiene como protagonista a Mark, un adolescente cuyo padre es el superhéroe más poderoso de todo el mundo: Omni-Man. La historia muestra el viaje de Mark para convertirse en un héroe que toma malas decisiones, que se enamora y pierde amigos en el proceso, pero lo realmente duro de la serie es que pone a prueba el amor entre padres e hijos.

Nunca antes había visto una relación tan sangrienta y fría entre un padre y su propio hijo como lo vi en Invincible, y eso te hace pensar en muchas otras cosas. La paternidad es un asco…– Julio Colín

2. Chucky (Star+)

Uno de los personajes clásicos del género slasher volvió en 2021 para atemorizarnos. Good Guy en su forma más irreverente y asesina. Quizá la mala fama de las últimas películas de Chucky nos hizo esperar algo como Child’s Play de 2019… la cuál no tuvo que haber existido. Pero debemos agradecer a Don Mancini que nos haya regalado una continuación directa de toda la saga del muñeco asesino.

Y cuando decimos continuación no solo nos referimos a dar continuidad a la historia, sino también al regreso de varios actores que hemos visto en la diferentes etapas de la saga cinematográfica. Chucky nos permitió volver a ver a Alex Vincent, quién interpretó a Andy en los ochenta, así como el regreso de una de las favoritas de la saga, Jennifer Tilly. Y eso no es todo, pues la serie también está conectada con las últimas dos películas: Curse of Chucky y Cult of Chucky. Aún así, lo mejor que puede ofrecer Chucky es volver a escuchar a Brad Dourif como Chucky, al mismo tiempo que vemos grandes flashbacks sobre la niñez de Charles Lee Ray y descubrimos cómo fue que se convirtió en asesino.

Chucky logró rescatar al muñeco asesino después de un montón de intentos que solo complicaron la trama y dejaban a la deriva las ideas iniciales del personaje. Pero el gran éxito de la serie está en hablarle a una nueva generación de espectadores, quienes se ven reflejados en los nuevos protagonistas, y en problemas que van mucho más allá de solo enfrentarse a un juguete poseído. – Samantha Guerrero / César Ovando

1. Arcane (Netflix)

Arcane tomó por sorpresa al mundo con 9 episodios dedicados al origen de dos de los personajes más populares de League of Legends: Vi y Jinx. Por más de 6 años el estudio francés Fortiche trabajó sobre el poderoso lore del MOBA para confeccionar una trama llena de referencias, vistazos al futuro y nuevas ideas sobre uno de los videojuegos más populares del siglo XXI. Arcane no solo premia a sus más fieles jugadores, sino que prepara a una nueva comunidad que verá nacer y disfrutará de TODOS los productos que la compañía tiene en camino… esto es solo el comienzo de un fenómeno que lleva años esperando suceder.

Arcane no es solo una vil carta de amor al fandom, llena de easter eggs e ideas para vender skins, sino un proyecto que consolida una marca que necesitaba dar el salto a las masas. Riot logró lo que parece imposible para los estudios y publishers más grandes de la industria de los videojuegos, presentando una historia que logra conectar con la base de usuarios y que al mismo tiempo consigue llamar la atención de los que no saben qué es un “League of Legends”. Sin embargo, lo más importante es que la serie funciona por sí sola, como un producto de entretenimiento sólido, con visuales al nivel de Into the Spider-Verse y una historia capaz de conmover a todo el público Ha sido difícil de aceptar, pero League of Legends es más noble y encantador de lo que pensamos. – César Ovando

***

No te pierdas el mejor contenido de Código Espagueti en YouTube.

ANUNCIO