El astrofotógrafo Alessandro Merga nos regaló esta toma de la Vía Láctea desde un Boeing 747 durante un vuelo nocturno de Nueva York a Londres el pasado 7 de junio. El resultado es más que impresionante. Merga usó una exposición de 10 segundos y unas sábanas para evitar toda posible contaminación lumínica desde la cabina.

La Vía Láctea es el nombre que recibe la galaxia en la que se encuentra el Sistema Solar y por lo tanto también la Tierra. Según se cree, la galaxia tiene un diámetro de un trillón de kilómetros. La estrella de nuestro Sistema, el Sol, se encuentra a unos 27,700 años luz del centro de la galaxia, más o menos a la mitad del radio. Tiene la forma de un círculo con una espiral dentro.

Nuestra galaxia fue nombrada por los antiguos griegos, quienes ya se extasiaban mirando la composición blancuza que se ve desde la Tierra. Via Lactea en latín significa “camino de leche”, y fue nombrada así porque los antiguos creían que se trataba de leche derramada por el pecho la diosa Hera. Esta diosa, llamada Juno por los romanos, estaba relacionada con la fertilidad, la familia y las tradiciones. Pocas maravillas naturales resultan tan intimidantes y sorprendentes como la Vía Láctea en un noche clara, ¿no les parece?

vía Laughing Squid

fuente NASA

temas