El militar perdió el miembro durante una misión en Medio Oriente.  

Cirujanos del Hospital Johns Hopkins de Baltimore ya preparan el primer trasplante de pene que se realizará en Estados Unidos, que sería la segunda cirugía de su tipo en el mundo. El paciente elegido para la intervención es un joven soldado anónimo –del que sólo se sabe que tiene menos de 30 años de edad– que perdió su pene en una explosión en Afganistán. La operación esta programada para realizarse a más tardar en 12 meses.

El proyecto cuenta con el apoyo financiero del Pentágono, debido a que en la última década 1,367 soldados norteamericanos han sufrido la amputación de los genitales realizando misiones en Irak y Afganistán. De acuerdo con los especialistas, estas mutilaciones suelen causar mayor daño psicológico a los afectados que las mutilación de brazos y piernas.

La microcirugía durará 12 horas.
La microcirugía durará unas 12 horas.

Hasta ahora, muchas voces al interior del ejército de Estados Unidos se habían opuesto a invertir en trasplantes de pene porque no se considera una operación imprescindible para salvar la vida del paciente, pero Richard Redett, director de cirugía reconstructiva del Hospital Johns Hopkins, asegura que “una vez que conoces a estos pacientes sabes lo importante que es para ellos” recuperar su miembro viril.

“Pones en contexto que por lo general los soldados son hombres jóvenes que quizá no han tenido la oportunidad de formar una familia. Muchas veces la masculinidad tiene mucho que ver con la forma en que se perciben a sí mismos. Sufrir lesiones en los genitales puede ser devastador para su identidad y sus relaciones al volver a casa”, dijo Carisa Cooney, profesora asistente de cirugía plástica de la Universidad Johns Hopkins.

La operación –que durará 12 horas– se llevará a cabo con el pene de un donante ya fallecido. Gracias a que el paciente no perdió los testículos, se espera que el receptor pueda incluso ser padre en el futuro con sus propios espermatozoides. De resultar exitosa la operación, el paciente volvería a contar con la función genitourinaria y sexual en aproximadamente un año después de la cirugía. No obstante, tendría que tomar medicamentos contra el rechazo el resto de su vida.

doctor-r
Richard Redett, el médico a cargo de la operación,

Inicialmente la operación sólo estará disponible para soldados heridos en el frente de batalla, pero el doctor Redett no descarta que en el futuro también pueda servir para cambio de sexo.

El primer trasplante de pene se llevó a cabo en China en 2006, pero el receptor pidió que le retirasen su nuevo miembro a los pocos días por un rechazo psicológico. En 2014 esta compleja operación se llevó a cabo con éxito en Sudáfrica, y hace un par de meses los cirujanos de Ciudad del Cabo que realizaron la operación anunciaron que el receptor iba a ser padre.

fuente RT

temas