El descubrimiento está pensado para comunidades remotas en donde se pueda agilizar la detección temprana de enfermedades.

A través de un artículo publicado en la revista Nature, se ha dado a conocer un nuevo desarrollo de la Universidad Atlántica de Florida, en donde un grupo de investigadores se dieron a la tarea de crear un biosensor que es capaz de detectar algunos virus y bacterias de manera muy sencilla y en la comodidad de nuestra casa.

La finalidad principal del proyecto, es la de asistir a los médicos en la detección temprana de enfermedades por medio de un método que sea mucho más rápido y accesible. Esto especialmente en comunidades remotas, que tal vez tienen un acceso considerablemente limitado en temas de salud. Los científicos han diseñado diferentes tipos de esta cinta, una especial para cada virus como el VIH o el estafilococo.

El paciente deberá tomar una foto a su muestra y enviarla a su médico
El paciente deberá tomar una foto a su muestra y enviarla a su médico

Para poder aplicar esta prueba es necesario únicamente que el paciente coloque una pequeña muestra de sangre o saliva –dependiendo el caso– en la cinta fabricada con papel celuloso y plástico flexible. Al cabo de un rato, de ser positiva la prueba, las nanopartículas se darán a la tarea de cambiar el color de las células malignas. Será entonces cuando el paciente tomará una fotografía a la cinta con una aplicación especial que funcionará en diferentes tipos de smartphones y la enviará a su médico para que éste pueda llevar a cabo un diagnóstico más exacto de la situación.

Los científicos mencionaron que el dispositivo no sólo funcionará para asistir en la deteccción de un increíble rango de bacterias y virus en el cuerpo, si no que también podrá emplearse para encontrar otros microorganismos que vivan en sustancias como el agua y los alimentos.

vía Popular Science

fuente Scientific Reports (Nature)

temas