Con esto prácticamente se confirma la existencia de las ondas teorizadas por Einstein.

El 11 de febrero de este año vivimos un día histórico para la ciencia, ese día el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (LIGO por sus siglas en inglés) anunció que el 14 de septiembre del 2015 habían captado una señal única que podría cambiar la forma en que observamos el Universo. Esa señal fue la primera observación directa de un fenómeno sobre el que se había especulado desde la formulación de la Teoría General de la Relatividad General de Albert Einstein en 1915: las elusivas ondas gravitacionales.

LIGO captó el eco milenario producido por dos agujeros negros chocando hace 1,400 millones de años. El impacto provocó un violentísimo estallido de energía, que formó Ondas Gravitacionales, es decir curvas en el tejido del universo que avanzaron en todas direcciones como olas en un estanque.

Hoy, después de múltiples comprobaciones, sabemos que LIGO realizó una segunda detección de Ondas Gravitacionales el 26 de diciembre de 2015, tan sólo un día después de Navidad.

Esta nueva detección es tomada como una confirmación de la Teoría de la Relatividad General de Einstein, una comprobación de los alcances del método de detección y un espaldarazo a todo el proyecto LIGO.

Después de que se dio a conocer la noticia, también se esparció el rumor de una tercera detección de Ondas Gravitacionales pero, por todavía no pasar por todos los procedimientos de confirmación, no se dará a conocer en corto tiempo. También se informó que en un par de meses entrará en función Virgo, un laboratorio similar a LIGO, pero localizado en Europa.

¿Qué son las ondas gravitacionales?

Después de años de especulación, hoy finalmente se confirmó la existencia de las ondas gravitacionales predichas por Albert Einstein hace un siglo. Pero, ¿qué son realmente estas ondas? Aquí te explicamos.La nota completa: cdgo.es/1V6gMby

Posted by Código Espagueti on Thursday, 11 February 2016

fuente Gizmodo

temas