Aún no es posible un viaje a tal velocidad, sin embargo, se podría convertir en una realidad.

Airbus patentó un nuevo diseño para un jet capaz de viajar a velocidades supersónicas y dejar tras de sí a cualquier otro modelo comercial. Mientras que el Concorde tardaba 3 horas y media en viajar de Londres a Nueva York, la nueva aeronave de Airbus tardaría sólo una hora. A su vez, de Tokio a Los Ángeles y París a San Francisco, que son viajes que normalmente duran más de 11 horas, le tomarían sólo 3 horas.

¿A qué se debería ésto?

Este jet tiene dos elementos que le permiten alcanzar tales velocidades. El primero, que es clave, es que sus alas están en forma de delta, como ocurre en un bombardero Vulcan. Además, cuenta con una serie de motores que se usarán de una manera precisa y en secuencia.

Primero, el avión usaría dos turbojets normales para el despegue y colocarlo en una posición prácticamente vertical. En esa posición, que es clave en la secuencia, se activa un motor de cohete, el cual se encarga de disparar al avión y romper la barrera del sonido. Una vez alcanzada la altura de 30 kilómetros, se activan dos motores ramjet, los cuales llevan al avión alcanzar una velocidad Mach 4.5.

En cuanto al combustible, todo el diseño de Airbus está pensado para que use hidrógeno, pues de esta manera se haría una reducción del ruido y otras molestias que surgen a partir del choque sónico.

Sin embargo, es posible que este diseño nunca llegue a ser completamente una realidad, pues se trata sólo de un diseño registrado ante la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos, pero bien podría ser el inicio de nuevos desarrollos para la aviación del futuro. ¿No sería increíble ya no tener que padecer las largas horas de vuelo?

vía Business Insider

temas