Esta madrugada la sonda espacial Rosetta alcanzó su objetivo, el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, después de poco más de diez años de haber sido lanzada.

En marzo del 2004 la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) lanzó la sonda Rosetta, teniendo como objetivo alcanzar a un cometa localizado millones de kilómetros de la Tierra. En su viaje, la sonda sobrevoló sobre Marte y alcanzó a ser impulsada por la fuerza gravitacional del Planeta Rojo para ganar velocidad. Después de recorrer un buen trecho de su camino, al entrar a la órbita de Júpiter el dispositivo inició un período de hibernación que le permitió ahorrar energía, del que despertó hace unos meses para continuar con su misión.

Después de recorrer 6,400 millones de kilómetros desde su salida de la Tierra, Rosetta alcanzó hoy la órbita del cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko. A partir de este día el aparato se colocará a 100 kilómetros de distancia de la roca estelar en su viaje al rededor del Sol buscando estudiar tanto al cometa, como al Sistema Solar.

La noticia fue difundida por Sylvain Lodiot, Director de operaciones de vuelo de la ESA, quien dijo “ya estamos en el cometa”, durante un encuentro con la prensa en en el centro espacial de la ESA ubicado en Darmstadt, Alemania. El Twitter de la ESA también hizo eco de la noticia:

De acuerdo con Lodiot, en esta primera etapa Rosettaa llevará a cabo movimientos irregulares de “órbita hiperbólica” alrededor del cometa, posteriormente se colocará en órbita regular alrededor del cuerpo celeste. Si no existen problemas, en noviembre de este año la sonda enviará a Philae, un robot de investigación del tamaño de una hielera, a la superficie de Churyumov-Gerasimenko.

El objetivo de Rosetta es descifrar la constitución del cometa, y con la información obtenida, ayudar a descifrar las claves que expliquen cómo los planetas se formaron alrededor del Sol.

“Rosetta está allá para abrir un cofre con un tesoro que contiene las claves sobre el nacimiento y la evolución del Sistema Solar, y potencialmente de la vida”, explicó en rueda de prensa Mark McCaughrean, consejero científico de la ESA.

Una de las teorías que podría comprobarse o desmentirse con ayuda de Rosetta es la hipótesis de panspermia, según la cual los cometas ayudaron a la formación de vida en la Tierra, al ser estos objetos los que “sembraron”  el agua y las moléculas orgánicas en nuestro planeta. A pesar de que todo parece marchar bien con respecto a la misión, Rosetta y el robot Philae aun tienen que sortear ciertas dificultades, como resistir la proyección de gas y polvo del cometa a medida que se acerquen al Sol.

Por el momento, Rosetta comenzó a transmitir las primeras imágenes en alta definición del cometa y el espacio sideral, esperamos que se hagan públicas dentro de poco.

vía Tendencias 21

fuente ESA

temas